Malinalli: La Llorona de Azcapotzalco

imagen3Ciudad de México.-Con la representación de la auténtica Llorona de Azcapotzalco, “la Malinalli”, concluirá la noche del miércoles 2 de Noviembre el 1er festival “Tras las huellas de Malinalli”, organizado por la ciudadanía de la Delegación y el Consejo de Pueblos y Barrios Originarios de Azcapotzalco.

Esta obra, que será presentada en el atrio de la parroquia de Santa María Malinalco a las 20:00 horas del miércoles, está basada en la investigación del arqueólogo y cronista
, fallecido hace apenas tres semanas, y quien fuera también el representante del Consejo de Pueblos y Barrios.

Urdapilleta hizo una recopilación de las versiones de este célebre personaje mexicano, aportando una nueva visión a las ya conocidas Cihuacóatl (la llorona prehispánica) y Luisa del Carmen (la llorona de la época colonial).

Malinalli fue una hermana del dios azteca Huitzilopochtli, quien, a decir del investigador, fue abandonada por su tribu debido a que practicaba la hechicería, y que fundó el pueblo de Santa María Malinalco, uno de los más antiguos de esta demarcación.

En la obra se habla de otras apariciones de la Llorona que dieron origen a relatos y leyendas tradicionales de Azcapotzalco. A pesar del lamentable deceso de su autor y promotor, la familia Urdapilleta, respaldada por el consejo de Pueblos y Barrios Originarios, ha decidido continuar con esta representación, a fin de difundir la tradición e identidad de los chintololos, como se les conoce a los nativos de Azcapotzalco.

Impacto en los pueblos y barrios de Azcapotzalco

En el marco del primer festival “Tras las huellas de Malinalli” participaron activamente nueve pueblos y barrios de la delegación: San Mateo Xaltelolco, Santa María Malinalco, San Pedro Xalpa, Santa Catarina Atzacoalco, San Miguel Amantla, Santiago Ahuizotla, Villa Azcapotzalco, San Juan Tlilhuaca y Santa Lucía Tomatlán.

Los habitantes de estas localidades se organizaron activamente para llevar a cabo diversos talleres y obras de teatro. Cabe mencionar que el festival se realizó principalmente con trabajo voluntario

La coordinación entre artistas, talleristas y organizadores se realizó de boca en boca y a través de redes sociales. Los gastos corrieron por cuenta del Consejo de Pueblos y Barrios Originarios de Azcapotzalco y de la propia gente de las localidades. Esto permitió una eficiente realización de las actividades, que en los talleres se pudieran premiar los trabajos descatados y talleres artesanales de gran calidad.

Destaca la participación de los niños, niñas y jóvenes de Azcapotzalco en dichos talleres como decoración de calaveras; pintura de prendas con aerógrafo; elaboración de globos de Cantoya y composición de calaveritas, entre otros.

Se presentó también la obra de teatro “Don Juan Tenorio” en versión del dramaturgo chintololo Alejandro Ortiz y de la compañía teatral Club Sandwich, auspiciado por el gobierno delegacional de Azcapotzalco.

Se espera un cierre espectacular de este primer festival “Tras las huellas de Malinalli” en Santa María Malinalco, cuna del cronista Urdapilleta, este dos de noviembre a las 20:00 horas.

Anuncios