The Rolling Stones: Es sólo rock and roll…pero nos gusta.

Pablo González

Majestuoso. #RollingStones 👈🏻

A post shared by Michelle Gas (@michellegas) on

“Espectacular”, “Majestuoso”, “Brillante”. Fueron unos cuantos de los adjetivos que vi en mis redes sociales después del concierto de anoche de los Stones. Y difícil no adjetivar con superlativos para lo que vimos ayer en el Foro Sol. La maestría con que dominan los instrumentos, el carisma de Mick Jagger, Keith Ricards, Charlie Watts y Ron Wood es incomparable con cualquier otra agrupación viva. Contagiaron con cargas masivas de adrenalina a más de 65 mil asistentes de todas (sí, todas) las edades.

Quedé inquieto, no pude dormir bien, después de escuchar canciones como Start Me Up, Sympathy for the Devil, Wild Horses, Paint it Black, Miss you, o It’s Only Rock and Roll. “Sus satánicas magestades” ese mote que se dieron tras el disco de 1967 Their Satanic Majesties Request, quedó bien ganado. Ver moverse en el escenario a Mick Jagger por cerca de dos horas como si tuviera 25 años, y yo que tuve que correr al baño del Foro Sol terminé pidiendo aire, me hace pensar en un pacto sobrenatural. Vergüenza me debería dar.

Los Rolling Stones han perfeccionado el difícil arte del entretenimiento, el playlist no cambió mucho de lo que presentaron en otros países de Latinoamérica, pero no me decepcionó. A pesar de que no tocaron She is a Rainbow. Impresionantes.

#StonesMéxico setlist

A post shared by The Rolling Stones (@therollingstones) on

 

Los Rolling Stones cierran su concierto en el Foro Sol. #Foto: @lafotomiranda #Procesofoto #instagram

A post shared by Revista Proceso (@revistaproceso) on

Anuncios