La imaginación es solitaria: Joyce Carol Oates

Joyce Carol Oates

Irma Gallo / AgenciaN22

Este fin de semana el Festival Internacional de Escritores de San Miguel de Allende recibió a Joyce Carol Oates, de quien se ha dicho repetidamente que es una firme candidata para el Premio Nobel de Literatura.

En novelas como La hija del sepulturero, Hermana mía mi amor, Violación: una historia de amor y recientemente, Carthage, Joyce Carol Oates ha retratado sin prejuicios y nada benevolente a la sociedad norteamericana.

Un método para escribir

“La escritura comienza con el pensamiento. Así que pienso acerca de un proyecto y medito. Me gusta correr, caminar, y al caminar algunas millas comienzo a trabajar en una novela en progreso; puedo imaginarme un capítulo, pero de verdad necesito estar caminando. Y luego regreso y escribo. Es importante estar solo, para que no hables con otra persona. Porque tan pronto como dejas de hablar con otra persona tu imaginación se dispara”, comentó Joyce Carol Oates.

Escribir cuentos y novelas

El ritmo natural de la escritura es hacer un trabajo corto. Un capítulo es como un cuento. Escribes un capítulo, luego descansas y piensas, y entonces escribes otro capítulo. Así que básicamente son estas unidades cortas que pueden ser cuentos de cinco páginas o 20 páginas. Un capítulo puede ser de una página, de 15 o 20 páginas. Tiene este ritmo. Todo es acerca del ritmo. Así que te preparas y concentras para una carrera corta. Es como una carrera corta.

La crítica literaria de The New York Review of Books

Escribir sobre literatura, para mí, es como hablar o dar clases. Es un placer. Y también me permite presentar el trabajo de otras personas. Cuando escribo para The New York Review of Books siempre tengo fragmentos del libro que estoy reseñando, párrafos, para mostrar cómo es la escritura. Hago mucho eso porque me interesan las formas de las palabras, las formas de los párrafos.

Anuncios