Periodista es quien hace periodismo.

RS

Por Pablo González

@PabloDanielGlez
Entre la opinocracia mexicana y estadounidense se ha discutido si es válido que un actor como Sean Penn haya sido el encargado de redactar tan importante artículo. Muchos articulistas han mostrado molestia mayor que un no periodista haya cobrado tal notoriedad reservada para los Directores Editoriales y redactores premiados. El gremio se sintió ofendido, vejado, disminuido. ¿Cómo es que este personaje de farándula se cuelgue las medallas del noble oficio del periodismo?
Varios, varios, varios artículos han criticado la acción de Rolling Stone. Tanto por entrevistar al mayor capo de la droga en el mundo, como por el hecho de que el elegido haya sido Sean Penn (y no ellos). El periodismo nunca ha sido (hasta donde entiendo) un oficio que requiera licencias, periodista es aquel que hace periodismo y punto.
En efecto, la entrevista es mala. No hace las preguntas que muchos quisiéramos hacer, es más, ni siquiera es una entrevista. El texto publicado por Rolling Stone es la crónica de Sean Penn para encontrarse con El Chapo, el espacio que se le da a la entrevista es un copy/paste de los mensajes que intercambiaron en BBM. Sí, es mala, pero es válida. En la crónica de Penn, se dejan ver mucho de la vida de prófugo de Guzmán Loera y le da valor periodístico.
Colega periodista, ¿Qué hubiera hecho usted estando en los zapatos de Jann Wenner (Editor de Rolling Stone)? ¿Le hubiera negado a Sean Penn hacer la entrevista? Ante tal oportunidad de acercarse a uno de los hombres más buscados en el planeta, creo que cualquier editor con un poquito de sentido común hubiera aceptado la historia. Yo lo haría.

Anuncios