Chicharito nos hace soñar: Mario Carranza

11188326_10150831498829953_2474443571183723500_n

Mario Carranza

Finalizó una semana mágica para el madridismo, pero sobre todo para Javier Hernández, “Chicharito”, quien metió tres goles en dos partidos y nos metió a semifinales y nos hace soñar con una “liga de remontadas”.
Hay que iniciar por el principio. A mediados de la semana pasada nos tocó enfrentar al Atlético de Madrid, equipo que nos había humillado en Liga, eliminado en Copa del Rey y quitado Supercopa Española, pero quines todavía tenían esa gran espina bien clavada de Sergio Ramos. El partido lo afrontábamos sin Karim Benzema, Gareth Bale, Luka Modric y Marcelo. Se perfilaba el mexicano para la titularidad, quien diría que él sería el héroe. Hay que decirlo, el partido se ganó antes de jugarlo, y no es falta de humildad. El espíritu del madridismo se vivió en las afuerdas del Santiago Bernabéu a todo lo que da. Los fanáticos fueron una ola blanca que cobijó a la plantilla minutos antes de jugar. Así no había forma de perder, y durante 90 minutos se jugó de la misma forma que se vivió en las afuerdas: con intensidad y sobre todo el corazón del Chicharito.
Lo del “Cholo” Simeone fue malo, también hay que decirlo. Pasó de ser un equipo ofensivo y que buscaba siempre el gol, a un planteamiento de defensa y ver qué pasa. Pues nunca pasó nada para ellos, sin su portero Oblak, la historia hubiera sido más ruidosa. El final todos lo conocemos. No pueden ganar muchos juegos, pero los importantes y sobre todo en la Champions, al Real Madrid todavía se le debe hablar de “usted”. Ahora toca jugar contra la Juve, y quien piense que será un partido sencillo, que lo piense dos veces. Pogba, Vida, Pirlo y compañía nos la pueden hacer ver muy difícil, ya nos han ganado en competencia europea, pero nosotros también a ellos.
La historia no temina ahí. Contra el Celta de Vigo repitió de titular y repitió de goleador. Ahora po partida doble. Seguramente habrá quien dirá que “es un equipo malo”. Ellos no podrían estar más equivocados. Si hay algo que tiene el Celta es que lucha e incomoda mucho en su casa. El Barcelona solamente le logró meter un gol a duras penas, y el año pasado, ellos nos eliminaron. Al final el resultado fue favorable para la escuadra merengue, pero se sufrió, y bien.
Ahora a concentrarse para el próximo partido que es contra el Almeería este miércoles. Después visitamos a Sevilla el sábado. Los dos partidos se tienen que ganar. Los dos van a ser complicados. En los dos puede arrancar de inicio Chicharito. No hay que perder la esperanza, recuerden que el Real Madrid nunca se rinde.

Anuncios