Equilibrio, posesión y sacrificio

Por Mario Carranza

@carranzadearmas

10805240_10203820670930448_750930072_n

Llegamos al nuevo parón por fecha FIFA –ojalá que el típico virus no nos pegue- y seguimos de líderes en solitario, y aunque La Liga es larga y tenemos pocos puntos de ventaja, es mejor remar como primeros, que remar contra corriente. Todos los triunfos del actual Real Madrid tienen un nombre propio: Carlo Ancelotti.

Medios españoles ya adelantan que Carlo está a punto de renovar su contrato, y no es para menos, en su primera temporada logró darnos la Décima, la Copa del Rey y la Súpercopa de Europa. Ahora competimos en La Liga, Champions, Mundial de Clubes y Copa del Rey. Este año vendrán buenas cosas, el madridismo tiene motivos para entusiasmarse.

El año pasado escuchábamos una palabra repetidamente en el vocabulario de Ancelotti, “equilibrio”. Sufríamos en la defensa, a veces en la media no había tenencia del balón, se concedían muchos goles, y al final del torneo español, nos cobró factura y no nos llevamos el triplete. Pero el objetivo se logró. Pudo combinar perfectamente a Modric, Alonso y Di María en un centro del campo muy concentrado, con equilibrio y con esa posesión del balón.

Ahora, con un Madrid renovado -sí con algunas bajas, pero también con importantes altas- el míster pide “sacrificio”, llama a todo el equipo a defender y no conceder oportunidades. En las primeras fechas se nos fueron unos puntitos y parecía que nos habíamos debilitado. Llegamos a cuestionarnos acerca de James, las ventas de Alonso y Di María. Al final el colombiano está cerrando bocas y demuestra que puede jugar, ya sea con Isco para hacer grandiosas cosas juntos, o con el esquema de la BBC. Otra pieza importante: Kroos. Ese alemán es, sin dudas, el fichaje de la temporada. La maldición del “8” está destruida con él.

Toca esperar a que el equipo regrese del parón de la FIFA y a seguir cosechando buenos resultados. La BBC está conectada, la media cancha es una orquesta, en la defensa tenemos al amo de la “Décima” y en la portería Keylor e Iker nos han dado garantías, aunque ojo, este último puede salir del equipo en cualquier momento.

Anuncios