Arrasa Gravity con 7 Premios en los Oscar

El mexicano Emmanuel Lubezki recibió el Oscar a la mejor cinematografía

El mexicano Emmanuel Lubezki recibió el Oscar a la mejor cinematografía

LOS ANGELES (AP) — La épica espacial “Gravity” de Alfonso Cuarón arrasó el domingo con siete premios Oscar, incluido el de mejor director, pero el drama histórico “12 Years a Slave” se impuso como mejor película.

La odisea de Steve McQueen sobre la esclavitud, basada en las memorias de Solomon Northup de 1853, ha sido vista como un filme parteaguas difícil de ver pero imposible de ignorar. Es la primera ganadora del máximo premio dirigida por un cineasta negro.

“Todo el mundo merece no solo sobrevivir, sino vivir”, dijo McQueen, quien le dedicó el honor a quienes, en el pasado y en el presente, han sufrido la esclavitud. “Este es el legado más importante de Solomon Northup”.

Cuarón, en tanto, se convirtió en el primer latinoamericano galardonado con un Oscar a la mejor dirección. Obtuvo además el premio a la edición, que compartió con Mark Sanger, y entre otros “Gravity” se llevó los reconocimientos a la mejor música original, mezcla de sonido, edición de sonido y cinematografía, del también mexicano Emmanuel Lubezki.

“Como cualquier otro esfuerzo humano, hacer una película puede ser una experiencia transformadora. Y quiero agradecerle a `Gravity’ porque para muchos de los involucrados en este filme, fue definitivamente una experiencia transformadora”, dijo Cuarón al aceptar su estatuilla.

“Para algunas personas la transformación fue sabiduría, para mí fue simplemente el color de mi pelo”, añadió en referencia a sus canas, antes de agradecerle a la estrella del filme, Sandra Bullock, a su hijo Jonás, con quien escribió el guion, al “Chivo” Lubezki y a su madre, entre otros.

En una noche sin grandes sorpresas, Cate Blanchett fue honrada como mejor actriz y Matthew McConaughey se alzó con el Oscar al mejor actor. Ella por su interpretación de una frágil dama de sociedad caída en desgracia en la cinta de Woody Allen “Blue Jazmin”; él por su papel de texano machista con VIH en “Dallas Buyers Club”, papel para el que adelgazó casi 20 kilos (40 libras).

Al recibir su estatuilla, Blanchett pidió a Hollywood que deje de ver las películas protagonizadas por mujeres como “experiencias de nicho”.

“¡El mundo es muy grande señores!”, dijo y recibió en respuesta una gran ovación.

McConaughey, dijo que necesita tres cosas para sobrevivir en la vida: a Dios, a su familia y un héroe al que admirar.

Tras agradecerle a su esposa, la modelo brasileña Camila Alves, a sus hijos, a su madre y a su difunto padre, el actor de 44 años relató que cuando tenía 15 decidió que su héroe debía ser él mismo en 10 años. Diez años más tarde postergó la fecha otra década y luego una más.

“Mi héroe siempre está a 10 años de distancia”, dijo en un alegre discurso de agradecimiento. “Nunca voy a lograrlo”.

Como se anticipaba, Jared Leto fue nombrado mejor actor de reparto por su papel de un transexual VIH positivo que se prostituye en el mismo filme de McConaughey y Lupita Nyong’o se coronó como mejor actriz de reparto por su desgarradora interpretación de una esclava torturada en “12 Years a Slave”.

“No se me escapa ni un minuto que tanta alegría en mi vida se deba a tanto dolor en las vidas de otros, así que quiero saludar el espíritu de Patsey por su guía”, expresó Nyong’o, de 31 años, en referencia a su personaje. La actriz keniana nacida en México era la favorita en esta categoría, y con una ovación de sus pares fue recibida en el escenario.

Previamente Leto aprovechó el micrófono para expresar su apoyo a los pueblos de Ucrania y Venezuela. En la nación suramericana las protestas contra el gobierno de las últimas semanas han dejado 18 muertos; en Ucrania suman más de 80 muertes y cientos de heridos, lo que ha llevado a la intervención del ejército ruso.

“A todos los soñadores alrededor del mundo mirando esta noche, en lugares como Ucrania y Venezuela, quiero decir que estamos aquí y como ustedes luchando para hacer posible sus sueños, para vivir lo imposible, estamos pensando en ustedes esta noche”, manifestó el actor de 41 años.

También le dedicó el premio a su madre, quien lo acompañó a la ceremonia. “Gracias por enseñarme a soñar”, le dijo a ésta.

La ceremonia de los Oscar suele ser una especie de burbuja aislada de los aconteceres internacionales, pero los eventos en Ucrania y Venezuela se hicieron sentir el domingo. El canal estatal ruso One Russia dijo que no transmitiría la ceremonia en vivo por la necesidad de dedicar su espacio televisivo a las noticias, mientras que en Venezuela el canal privado Venevisión canceló la transmisión sin dar explicaciones.

A través de las redes sociales, opositores del gobierno venezolano habían exhortado a los posibles ganadores a llamar la atención sobre la situación de su país durante la ceremonia. Y aunque Leto fue el único que se pronunció al respecto, la anfitriona Ellen DeGeneres se burló cuidadosamente de la insularidad de Hollywood en referencia a los titulares que han acaparado las noticias en el área los últimos días: aguaceros.

“Ha estado lloviendo”, dijo la presentadora. “Estamos bien. Gracias por sus oraciones”.

Realizada en el Teatro Dolby de Los Ángeles, la 86a entrega anual de los Premios de la Academia comenzó con un gracioso monólogo de DeGeneres, que volvió después de siete años como maestra de ceremonias e hizo reír haciendo alarde de la belleza de Leto y recordando el tropiezo de Jennifer Lawrence el año pasado en el escenario. También se tomó un “selfie” con Bradley Cooper, Brad Pitt, Angelina Jolie, Meryl Streep, Julia Roberts y otras estrellas, que no sólo proporcionó un momento de risa memorable sino que rompió récord de retuits poco después de que la subió a Twitter.

Arrancó risas además pasando entre los famosos a pedir limosna con el gran sombrero que el músico Pharrell usó para cantar su éxito “Happy”, incluido en la cinta animada “Despicable Me 2” y nominado a mejor canción original. Dicho premio fue para “Let It Go”, compuesta por Kristen Anderson-López y Robert López para “Frozen”, que también triunfó como mejor cinta animada. U2, P!nk e Idina Menzel fueron otros de los artistas que amenizaron la velada interpretando las canciones postuladas.

“La grande bellezza” obtuvo el Oscar a la mejor película de lengua extranjera. Dirigida por Paolo Sorretino, sigue a un escritor que a los 65 años comienza a reexaminar la exuberante vida que ha llevado en Roma, años después de escribir un único libro que lo elevó a la alta sociedad. El filme ha sido celebrado como una oda a “La Dolce Vita” de Federico Fellini.

Anuncios