Patriotismo en tiempos de guerra

 Lucía Bolivar

396098_414058565298020_872245637_n

Si ya sé que anteriormente les he escrito de los scouts, que como tal vez recuerden, tienen 3 principios fundamentales: Dios, Patria y Hogar. Pues bien, hoy les voy a contar de uno de estos tres principios: PATRIA, y como ayudo a la siempre frágil balanza de una guerra hace muchos años.

Varsovia, Polonia, 1943. Así es: Segunda Guerra Mundial. Durante Agosto del 44, grupos insurgentes representaron una gran oposición a la invasión nazi. Estos grupos, conocidos como los “camisas grises” o “filas grises” (Szare Szeregi) eran cerca de 85000 jóvenes de la Unión de Scouts Polacos: Zwiazek Harcerstwa Polskiego – ZHP, de entre 12 y 18 años y se les conocía de esta manera, por el color de las camisolas de su uniforme scout. Se recuerdan como un grupo con un alto sentido de disciplina y sacrificio heroico.

Aun cuando el jefe scout nacional, Florian Marciniak fuera arrestado, trasladado a un campo de concentración, torturado y finalmente asesinado. Los scouts consiguieron organizarse y ayudar a su patria.

Los más pequeños, de entre 12 y 14 años, llamados “Zawisza” eran tropas auxiliares en constante entrenamiento y mayormente no participaban activamente en combate.

Los mayores, formaron batallones que causaron grandes daños a los nazis, siendo de los más famosos el llamado “Batallón Zośka” llamado así por el nombre clave del Teniente Tadeusz Zawadzki, un dirigente scout de 22 años, que murió durante un ataque cerca de Wyszków y colaboró  a la organización de estos batallones scouts. En 1944, lograron liberar a casi 400 prisioneros de un campo de concentración llamado Gęsiówka. Otros batallones scouts de renombre fueron Baszta y Parasol.

Estos últimos, Parasol, fueron especialmente conocidos por organizar misiones asesinas, durante las cuales oficiales de alto rango de la Gestapo, responsable de aplicar terror extremo en Polonia fueron exitosamente asesinados. El más famoso sea quizás el de  Franz Kutschera, oficial de la SS en Varsovia en Febrero del 44. Kutschera era conocido por su crueldad, ataques a civiles y por la organización de ejecuciones públicas y torturas.

Adicionalmente a los principios y leyes scouts, los Szare Szeregi seguían tres principios básicos en acción, conocidos como “Dziś – jutro – pojutrze”. Es decir: Hoy – mañana – pasado mañana. El “Hoy” hace referencia a la lucha por la independencia de Polonia, el “mañana” a la preparación para dicha independencia, y el “pasado mañana” para la reconstrucción de su amada Patria después de la guerra.

Miles de jóvenes scouts, que como muchos otros valientes, murieron la mayoría en el anonimato pero con los ideales en alto, con sacrificio y valor, luchando por aquello en lo que creían.

 

Anuncios