La generación de Justin Bieber es mi esperanza

Claudia Gocc

@claudiaenrojo

Cuando se trata de reciclar o ahorrar quién se lleva la responsabilidad, ¿a quién le encargamos todo ese tema?, sobre todo porque hace apenas unos días se celebró el Día de la Tierra, y claro, en los medios, las calles, todas las marcas se sumaban a las celebraciones internacionales, pues todos querían aparecer en las fotos. Sin embargo quién realmente se dedica en cuerpo y alma, ¿quién?

Me queda muy claro que la generación de mis papás y la mía no son las más preocupadas, puesto que llevamos el consumismo en las venas, la comodidad versus el bienestar del planeta no es una alternativa negociable, siempre imperará (o al menos en la mayoría de los casos) la comodidad. De cualquier forma, hay una chispa, un intento, una esperanza al final del camino.

Las nuevas generaciones tienen más acceso a la información, (o al menos, saben cómo usarla) además, la cuestionan, saben que todo se puede conseguir buscando en Internet, cuando algo no saben, lo googlean, sí vivimos en un mundo donde la palabra “googlear” significa buscar.

Esa generación es una esperanza para el planeta, saben que la basura no es sólo desperdicio, sino también dinero, crecieron en un mundo con campañas publicitarias de Al Gore, muchos ya saben qué es The Story of Stuff, que este hermoso planeta no es infinito. Esa generación no lava su coche con manguera, es más, esa generación casi no tiene coche, usa más transporte público y bicicleta. Sí, esa que no lee un libro por gusto, es mi esperanza.

Porque esa generación sí lee (al menos en Internet), sí cuestiona (al menos en redes sociales), esa que ve videos de Justin Bieber y también crea un grupo en Facebook para buscarle hogar a un perro callejero, esa que exigió en redes sociales la no creación del complejo hotelero en Cabo Pulmo.

Esa generación es mi esperanza

 

Anuncios