A un año de Regina

Pablo

@plasticgallery

“Vivo el peor clima de terror, cierro con llave toda la casa, no duermo y salgo a la calle viendo a un lado y otro para ver si no hay peligro…”

-Regina Martínez

regina

Hace un año, el 28 de abril del 2012 fue asesinada la periodista del semanario Proceso Regina Martínez cuando un grupo que sigue en la sombra de la impunidad entró en su domicilio en la colonia Felipe Carrillo Puerto de la ciudad de Xalapa, Veracruz. Fue golpeada, estrangulada y logró escapar. En su tiempo el gobernador del estado Javier Duarte “lamentó el hecho” y ordenó a todas las instancias investigar el crimen que lastima a todo el gremio periodístico, palabras falsas huecas, vacías sin valor.

A un año del brutal asesinato en su casa, estrangulada no hay resultados, Javier Duarte sigue lamentando los hechos, con la pura boca, sin nada de acciones.

Y no fue un hecho fortuito, eso queda claro, Regina vivía amenazada por su trabajo, así lo cuentan sus compañeros de trabajo y su propia familia. “Regina vivía vigilada, hostigada, amenazada, pero pensó que trabajar para Proceso la resguardaba de lo peor. Se equivocó. Todos nos equivocamos. Por eso salimos disparados de Veracruz después de que la asesinaron. Entendimos que les valía madre todo y que podíamos ser sus próximos blancos” Andrés Timoteo Morales, reportero de Proceso que después del crimen sobre Regina escapó a Francia y por recomendación de Reporteros sin Fronteras.

Los amigos de Regina la recuerdan como una reportera de 25 horas al día, de pocos amigos y que no frecuentaba fiestas, cercana a su familia y que respiraba el periodismo, de amplia memoria, una mujer comprometida con las causas sociales. “Por razones de seguridad, Regina siempre quiso mantener a nuestra familia totalmente alejada de su trabajo. Me dijo que nunca hablaba de nosotros con la gente que frecuentaba. Se sabía en la mira de los que denunciaba. No nos platicaba de sus investigaciones, pero todos éramos conscientes de que corría peligro” dice Ángel Martínez, hermano de Regina.

A un año de su muerte, no podemos quitar el dedo del renglón. Periodistas y defensores de la libertad de expresión aún se mantienen, la amenaza a Darío Ramírez, director de la organización Artículo 19 y el más reciente asesinato del fotógrafo de Vanguardia.

 

Anuncios