Escultismo.

Lucía Bolivar

“Hay cosas que no pueden ser explicadas mas que viviéndose, como el escultismo por ejemplo. ¡Siempre listos!”

Ser scout siempre resulta algo muy difícil de explicar. Existen demasiado mitos al respecto y si bien cada país le pone su propia sazón, en todo el mundo las bases y principios son los mismos desde hace más de 100 años, cuando el ex militar ingles Sir Robert Stephenson Smith Lord Baden-Powell of Gilwell, escribió “Escultismo para muchachos y empezó a ponerlo en práctica”.

Realizó un campamento en la isla de Brownsea y a partir de ahí el movimiento despegó. Inicialmente era solo para hombres, pero tras un desfile donde algunas mujeres le pidieron ser incluidas. Con la ayuda de su esposa y su hermana, Baden Powell, o B-P como se le suele llamar abreviadamente, fundaron las Guías Scouts. En algunos países estos movimientos siguen separados, y en otros más se fusionaron o los scouts terminaron absorbiendo a las guías, como en el caso de México.

Su símbolo es la flor de lis, sus tres pétalos representan los tres principios scouts: Dios, Patria y Hogar. Te enseñan a respetarlos y honrarlos, no porque te digan que así es, sino porque llegas a darte cuenta que así debe de ser. Es decir nada es obligatorio, tu vas porque quieres y si así lo decides, cuando estas listo, haces una promesa comprometiéndote a honrar esos principios y a respetar una ley cuyos artículos van siempre enfocados al respeto al prójimo, a la naturaleza, a la entereza y a la superación. Para un scout, pocos momento son tan memorables, como el día en que, estando en la formación, su dirigente comenta que alguien esta listo para hacer su promesa, y nombrándolo, lo invita a pasar la frente si acepta tal compromiso.

Los más pequeños, los lobatos, se agrupan en equipos de hasta seis niños llamados seisenas, y toda su enseñanza se desarrolla a través del libro de Kipling “El libro de las tierras vírgenes” (En el cual Disney se baso para hacer su película El libro de la selva). Los adolescentes se agrupan en equipos de usualmente hasta ocho personas llamados patrullas, teniendo un líder, el guía de patrulla, que tiene la consigna de portar siempre con orgullo el banderín que los representa y anunciar con un grito característico, su llegada a un lugar. Los jóvenes que empiezan ya a rayar en la adultez trabajan de manera un poco más individual pero sin dejar de pertenecer a un grupo, el clan, su lema es “Servir” y sin dejar de hacer actividades propias de la vida al aire libre, empiezan a enfocarse más sobre la persona que son y la persona que quieren llegar a ser.

La meta principal de los scouts es formar niños y jóvenes con valores, principios, tolerancia, igualdad, liderazgo, que a su vez puedan saber técnicas de supervivencia, disfrutar de la naturaleza y dar servicios a su comunidad.

Como dato curioso, dentro de las muchas tradiciones scout a nivel mundial, esta el hecho de que los scouts se saludan con la mano izquierda. Esto se debe y cito, a que “Durante la campaña contra los Ashanti, Baden-Powell capturó a uno de los jefes llamadoPremphe. Al rendirse, le extendió la mano derecha en señal de amistad. Sin embargo, el jefe Ashanti insistió en darle la mano izquierda, explicando que “sólo los más valientes entre los valientes se saludan con la mano izquierda, porque para hacerlo deberían desprenderse de su mayor protección que era su escudo”

Después de todo, fue Baden Powell quien dijo “Dejemos al mundo en mejores condiciones de como lo encontramos”, él lo cumplió, cambió y sigue cambiando las vidas de millones de jóvenes alrededor del mundo.

Algunos scouts famosos son: y hasta Neil Amstrong, que declaro que se llevo a la luna la flor de lis de su promesa scout.

Y tu ¿Qué has hecho para cambiar para bien el mundo?

Anuncios