Sobre cerrar ciclos

Por Lucía Bolivar.

Una vez leí en una novela histórica de los primeros hombres que llegaron a América del norte durante la época glaciar. Nómadas y cazadores, sus chamanes escuchaban a sus espíritus quienes  les decían qué hacer y dictaban lo correcto y lo incorrecto. Dentro de su espiritualidad, por así decirlo, estaba el símbolo de la espiral representación de la vida, “círculos continuos que nunca se tocan” le decían. La vida siempre está en constante cambio, en movimiento. Viéndola como una espiral, o como círculos que nunca se tocan. Estoy segura que si dan un salto, unos 10 años atrás en su vida, no se imaginarían que la estarían viviendo como lo están haciendo ahora. Nuestros sueños y metas cambian, evolucionan. Lo que vamos viviendo nos marca, nos influencia y a veces hasta nos define.

Pero si algo he aprendido, es que para poder seguir siempre hacia adelante, hay que aprender a cerrar ciclos, a dejar como se dice coloquialmente, el pasado en el pasado. El “hubiera” no existe ni el “Y si…”. Hay personas que llegan a nuestra vida sólo de paso aunque por un momento creyéramos que habían llegado para quedarse, y hay personas que creímos nunca volver a ver, y de repente dejan de ser un recuerdo para convertirse en tu realidad. Todo siempre es un aprendizaje y hay que aprender a tomar lo bueno y ver siempre el lado positivo. “Realista pero siempre optimista”, es una de mis frases favoritas, al igual que “Se hace lo que se puede con lo que se tiene”.

Cerrar ciclos, decirle adiós a los fantasmas del ayer, no siempre es fácil y menos si es algo reciente, pero por muy difícil o complicado que resulte, es absolutamente necesario para poder seguir adelante con nuestra vida sin dudas, sin arrepentimientos, vaya, por salud mental, por el simple hecho de desear ser felices, sentirnos plenos y completos.

Desahógate, llorando, escribiendo, rompiendo fotos, grita, lo que te resulte mejor.

Así que mis estimados lectores, los invito a ir cerrando los ciclos que por ahí puedan tener abiertos, y de paso a leer a Kathleen O’Neal Gear y Michael Gear autores de muchísimas novelas históricas sobre los primeros hombres en Norteamérica.

Anuncios