Los cuartos de final.

Por Kike Martínez

@KikeMtz89

Alguna vez dijo Manuel Lapuente que para ser un equipo grande tienes que jugar cómo equipo chico, pues América así lo hizo el sábado y por poco se queda sin semifinal. En vez de aprovechar las virtudes de su juego ofensivo, Miguel Herrera decidió defender con un estilo ratonero la ventaja obtenida en el juego de ida, misma que se vio amenazada desde el primer minuto de juego debido a un garrafal error de Aquivaldo Mosquera. “El Piojo” terminó pidiendo la hora y por segundo torneo consecutivo ya está en semifinales, donde tendrá una complicada aduana ante el Toluca.

Ese mismo Toluca que sin ninguna complicación e incluso caminando despedazó a lo que alguna vez fueron las respetadas Chivas del Guadalajara,  el “campeonísimo” hoy no juega a nada, ni como chico ni como grande, sólo deambula por ahí, suma fracaso tras fracaso, sus jugadores tienen un congelador en el pecho y mientras su dueño siga metiendo las manos en todo, estaremos en presencia de un nuevo capítulo de la historia sin fin. Cuestión de “Copy-Paste” para hablar del Cruz Azul que ni las manitas metió en contra del León.

Hoy todo es fiesta en el Nou Camp, después de una década sumergidos en la mediocridad de la segunda división la fiera ha vuelto, con un estilo de juego alegre, y un conjunto que está a muerte con Matosas, los “panzas verdes” han presentado sus credenciales para incluir su sexta liga en las vitrinas del club, pero para eso, primero tendrá que desplazarse hasta Tijuana y superar a los “Xolos” de Antonio Mohamed.

El equipo fronterizo también es digno de reconocimiento, al igual que el León vino de la liga de ascenso para quedarse, con un proyecto serio y una fuerte inversión, sólo han traído alegrías para su afición, tan necesitada de rayos de luz cómo los que puede brindar la pasión por el fútbol.

El pronóstico de este Gurú es que León, ha tan sólo seis meses de su ascenso tendrá la gran final del fútbol mexicano recibiendo al América, tan urgidos de un título con el fin de legitimar la grandeza de la que tanto alardea su afición.

Anuncios