¿Usas la talla correcta de brassiere?

Por Claudia Gocc

Uno de los momentos más incómodos en la vida de la mujer es pasar por la pubertad, por los cambios de ánimo y físicos, aunado a esto, las adolescentes tienen que tomar clases de educación física con uniformes pegados insinuando el cuerpo de mujer que está por llegar. Portar un traje ceñido puede causar muchos dolores de cabeza, pues es también en esa época cuando usamos el primer sostén de nuestra vida.

El primer brassiere, es importantísimo, pues si elegimos el incorrecto puede acarrear mucha incomodidad y vergüenza a lo largo de nuestra vida. De hecho, la mala postura puede ser provocada por una talla incorrecta de sostén y lamentablemente encuestas en todas partes del mundo han demostrado que 80% de las mujeres usan la talla equivocada.

Sin embargo, uno de los milagros de la era moderna, ha sido la aparición de la fibra LYCRA en 1958, esa fibra que se estira amoldándose al cuerpo sin perder sus propiedades originales, ¿quién no ha usado esos shorts debajo de la falda para mayor comodidad? En mi caso ha sido fantástico, no me imagino la secundaria, sin esa seguridad.

Para escoger la talla correcta, debemos primero conocer nuestra morfología, si tenemos los senos pequeños, medianos, grandes o extragrandes, además el tipo, como separados, juntos, firmes, flácidos, voluminosos o esparcidos y finalmente la proporción en relación a nuestra espalda. Dependiendo de todas estas características, podemos seleccionar el que mejor le queda a nuestro cuerpo. Es decir si tenemos senos pequeños y separados mejor a nuestra espalda, lo mejor sería seleccionar un brassiere Push- up, que los levante y aproxime.

La idea de elegir la talla correcta de brassiere es que éste, sea una extensión más del cuerpo, que nos dé seguridad y sobre todo que, estemos cómodas.

Anuncios