La naturaleza, la mejor farmacia.

Por Claudia Gocc

@Claudiaenrojo

Fotografía por Santi

La agricultura, es parte fundamental de la supervivencia humana, durante siglos se ha buscado mejorar las semillas y procesos de cultivo para brindar calidad a los alimentos. En CINVESTAV, Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, sede Irapuato es precisamente donde se han realizado los estudios para descubrir de qué forma, las plantas se comunican entre sí.

Los primeros resultados han arrojado que por medio del olfato, las plantas se avisan de posibles plagas e intrusos para provocar mecanismos para defenderse.

Una de las tantas mecánicas es la siguiente:

Cuando un grillo comienza a comer parte de una hoja, la planta, arroja un aroma, donde le comunica a otras plantas sobre el ataque. Entonces las otras, comienzan a emitir un olor que atrae a las hormigas, y éstas, a su vez, se comen al grillo.

Las formas de defensa pueden variar, sin embargo, los resultados son de suma utilidad para los científicos pues, pueden ser de beneficio para los cultivos, como forma de fertilizante y plaguicida.

Asimismo, existen plantas como la Citronella que funcionan como repelente natural de moscas y mosquitos, de hecho varios productos para campistas son a base de este arbusto. Además, comprar una maceta de Citronella es mucho más barato, funcional, estético y sustentable que comprar un producto farmacéutico.

La naturaleza, es el mejor lugar para encontrar cualquier solución a nuestros problemas cotidianos, como para cocinar, curar una enfermedad, embellecernos y hasta para cortejar a nuestros semejantes. Así que, la próxima vez que pensemos en ir a la farmacia por algo rutinario, nos detengamos un momento y veamos si la naturaleza nos tiene una mejor idea.

Anuncios