Ser zurdo en un mundo para derechos

Por Lucía Bolivar

El pasado 13 de Agosto fue el Día internacional del zurdo y aún así sólo dos seguidores me felicitaron en twitter, uno más me dijo que su padre lo era pero el no, y cuando le comenté que entonces tenía el gen recesivo y sus hijos podrían serlo, me dijo que ya de seguro ya había como “corregir esas anomalías”.

Zurda

Aún  recuerdo estar en la primaria y tener que acomodarme para escribir en una pupitre para derechos, ya que rara vez había para zurdos, y aprender a escribir manchando con tinta o grafito mis hojas porque nuestra escritura es de izquierda a derecha.

Ser zurdo si bien es un fenotipo minoritario en los seres humanos, no es un defecto ni mucho menos una característica que deba ser corregida, pese a ser más frecuentes en personas con retraso mental, dislexia, autismo, epilepsia, entre otros. Cabe mencionar que no se sabe porque, pero son más los hombres zurdos que las mujeres en una proporción aproximada de 2 a 1. Es curioso pero aun siendo minoría, en la universidad casi todo mi equipo de laboratorio éramos zurdos, y tres éramos mujeres.

De hecho en el 2007 se descubrió que disponer del gen LRRMT1 invierte la lateralidad cerebral. Es decir, que este gen sea dominante en una persona es lo que hace que sea zurdo. Ser zurdo es hereditario.

Muchas cosas se han dicho acerca de los zurdos, que viven menos, que son más creativos, que al tener que esforzarse más porque el mundo está hecho para derechos, nótese el abrir las puertas, usar el mouse de la computadora o manejar vehículos estándar, tienen mayores probabilidades de sobrevivir a una lesión cerebral.

Con el paso de los años se ha descubierto que el hemisferio cerebral derecho está asociado a la parte izquierda del cuerpo y tienda a contribuir a desarrollar más la creatividad, por lo que pintores, inventores y demás que han sido piezas claves en el desarrollo de la humanidad fueron zurdos.

Aunque recientemente se ha descubierto que al contrario de los derechos, donde realizan casi todas sus actividades con las extremidades derechas, en el caso de los zurdos los hay de dos tipos, zurdos homogéneos, en los que la lateralidad es total, por lo que todo lo hacen mejor con el lado izquierdo, como escribir, patear y hacer manualidades, mientras que los zurdos parciales son aquellos en los que no hay una dominancia clara de un hemisferio cerebral y se presenta una lateralidad cruzada. En proporción, de cada 10 zurdos, 7 son homogéneos y 3 son parciales.

Estadísticamente los zurdos que concluyen estudios universitarios tienen 26% más probabilidades de volverse adinerados que los derechos y 3 veces más predisposición de volverse alcohólicos.

De igual manera, si ambos padres son derechos sólo hay un 2% de posibilidades de que su descendencia sean zurdos. Aunque yendo contra las probabilidades estadísticas, tengo dos primos zurdos cuyos padres ambos son derechos.

Hace poco, un neurocientífico australiano llamado Nick Cherbuin realizó un estudio en el que comprobó que los zurdos son mucho mejores manejando grandes cantidades de estímulos, haciéndolos naturalmente hábiles con los videojuegos.

Hasta la próxima queridos lectores.

Anuncios