CAFÉ VERDE

Por Claudia Gocc

 

Quiero hablar sobre uno de los grandes protagonistas de cada mañana, de aquél compañero, negro, caliente y fuerte. De ese, al que recurrimos para despertar, el que nos da un aliento cuando las cosas no andan bien, el que atestigua las largas charlas con amigos.

Aquel amigo, que nos recuerda nuestra edad…

Café orgánico en Puebla

Podría continuar y no sería suficiente este Topo para darle el lugar que se merece. Describir lo que representa el café, esa bebida tan importante para civilizaciones enteras, se necesitaría al menos un poeta o artista, porque mi pobre oficio de periodista, no es suficiente.

Por eso, sólo trataré de contarte lo que hay detrás de ese magnífico líquido.

Hoy más que nunca, el café necesita de ti, o mejor dicho, los cafetaleros te necesitan, porque esa taza diaria que consumes está llena de explotación humana y ambiental. Alguna vez te has preguntado qué hay detrás de él… ¿A qué te sabe?

El café, es el producto más exportado tras el petróleo, sin embargo, no es pagado de forma justa. Los países ricos, han sobre explotado a campesinos, tierra, fauna con el fin de tener precios absurdamente risibles para crear compañías cafeteras a lo largo del mundo (Sí ese café soluble que tienes en la mesa).

Por otro lado, se dice que el café es uno de los productos más nobles que hay sobre el planeta, pues se produce en los países pobres y se consume en los ricos.

Una luz al final del camino…

En algunos lugares, comunidades cafetaleras se han unido para exigir un comercio justo, donde se pague lo que es y además se cuide el planeta, lo que hoy llamamos, café orgánico.

El café orgánico, es justo, porque protege a campesino y medio ambiente, se produce bajo la sombra de árboles frutales que favorecen la proliferación de aves y demás fauna, sin tener que deforestar hectáreas enteras.

Ojalá, la próxima vez que compres café, busques las opciones orgánicas que en México se producen y te aseguro que tu experiencia será tremendamente diferente.

Anuncios