Pandas in vitro: ofrenda culposa

Por Claudia Gocc

Foto de Sussman Imaging

La población de pandas gigantes ha disminuido drásticamente desde el siglo pasado hasta llegar al borde de extinción, es por eso que el gobierno Chino ha recurrido a los zoológicos del mundo para ayudar a proteger esta especie.

Siendo la mano del hombre, la principal causante de que los pandas no pueden mantenerse en su territorio original, debido a la destrucción de su hábitat, ahora es la misma que intentará salvarla.

Sin embargo, estos bellos mamíferos no se reproducen fácilmente en cautiverio, de acuerdo a científicos chinos, 60% de los pandas en cautiverio pierden el deseo sexual lo que complica la reproducción y posteriormente su protección como especie. ¿Será un gesto manifestado de selección natural? Pues se entiende perfectamente que un reo no quiera procrearse por prudencia y respeto a la vida misma. ¿O no?

De cualquier forma, existen zoológicos en el mundo que cuidan con tenacidad y verdadero amor a los animales que ahí habitan. Y también entendible que intenten proteger a los pandas gigantes aún en cautiverio.

Hace unos días el Zoológico de Chapultepec informó que Xin Xin será inseminada en la primavera del próximo año, para lograr un nuevo panda en México, pues es aquí donde se han llevado varios casos exitosos de procreación en cautiverio, desde la llegada en 1975 de la pareja de pandas Pe Pe y Ying Ying como regalo de China a México.

El punto de reflexión es que los pandas necesitan ser sometidos a este tipo de actos para sobrevivir porque los humanos no confiamos en los de nuestra misma especie para cuidar el Planeta. Y por triste que parezca, estas acciones son una afirmación de que la libertad no aún no se logra.

Si los seres humanos entendiéramos que todo ser vivo necesita ser respetado, desde los minúsculos hasta los monumentales, tal vez pudiéramos hablar el lenguaje de los animales y verdaderamente  poderlos salvar. Y me refiero a salvarlos, a no destruir su hábitat, no cazarlos, no venderlos, es decir AMARLOS.

O quizá los pandas ya han tomado una decisión al no quererse reproducir en cautiverio y simplemente somos muy obstinados al no quererlos escuchar. La belleza de cada animal afea nuestras paredes con sangre y tristemente, los verdaderos animales se encuentran ocupados poniéndose corbata.

Pandas NO, panditas® SÍ

Anuncios