Un paso atrás…

Por Pablo Daniel G Cortés

@plasticgallery

México tenía dos opciones, derecha o izquierda y dio un paso atrás. Al inicio de esta columna pensé en escribir sobre nostalgia, sin embargo el golpe de realidad del domingo cambió todo, hasta el ánimo de este columnista. El regreso a la presidencia del PRI en la figura de Enrique Peña Nieto será a partir de diciembre el líder del ejecutivo y con mayoría en las cámaras.

La memora es un instrumento de protección, es una forma de no repetir el pasado. Hoy vemos el fruto de una construcción mediática que de forma sutil (y no tan sutil) colocó en la mente del mexicano sin acceso a los medios de información alternativos como la única opción y un cambio (para bien), cuando la historia muestra que si es posible un cambio con el PRI es irremediablemente para mal.

Mexicano ¿No recuerdas el incidente de Atenco bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto? ¿No te acuerdas del fraude de Moreira? ¿No te acuerdas del “Gober Precioso”? ¿No te acuerdas de Yarrington? ¿No te acuerdas de Mario Marín? ¿No te acuerdas de Romero Deschamps? Quien será probablemente Senador plurinominal. ¿No te acuerdas que Duarte ganó “curiosamente” dos veces la lotería?¿No te acuerdas mexicano? El 70% de los asesinatos a periodistas son bajo el mandato de gobernadores priistas.

Toda democracia necesita sus contrapesos. Hoy los jóvenes seremos el contrapeso del pesado sistema priista. La elección de Peña Nieto, sólo le dio gas y una razón para seguir existiendo al movimiento #YoSoy132 alineados en contra de Televisa, OEM, Tv Azteca y el PRI. El movimiento juvenil continuará y será un motor de cambio y miles de ojos vigilando.

En las redes sociales leí una frase que puede simplificar lo que pasará.

“Lo importante no es cambiar de amo sino dejar de ser perro”…NUNCA MÁS.

La próxima Madriguera prometo algo más bebible.

Anuncios