I love you, it’s cool

por Dan Honorat

Los norteamericanos Bear In Heaven están de regreso con I Love You, It’s Cool, su tercer álbum de estudio y, sin duda, uno de los lanzamientos más emocionantes de la primavera. Amantes del synth-rock-pop-sicodélico-avant-garde-experimental-meloso-bailable-con-onda, ¡preparen sus oídos! El disco ya se encuentra disponible en tiendas físicas y digitales.

Bear In Heaven

Bear in Heaven está integrado por Jon Philpot, Joe Stickney y Adam Wills, tres músicos del sur de Estados Unidos que decidieron mudarse a Brooklyn para continuar con su desarrollo musical y encontrar el espacio adecuado para crecer en esta competida escena independiente.

En 2007 cuando la agrupación lanzó su primer disco titulado Red Bloom of the Boom (Exile on Mainstream). Este material definió el fresco sonido con confusas secuencias electrónicas, una poderosa batería e interesantes ritmos. Más adelante, en 2009, Bear in Heaven lanzó su segundo material, Beast Rest Forth Mouth (Hometapes), disco extremadamente aclamado por los medios, el cual les valió el respeto del público y una extensa gira con más de 200 presentaciones, incluyendo una en México en el festival Indie-O Fest en 2011.

Al finalizar el verano, Bear in Heaven regresó a Brooklyn para entrar, por primera vez en su carrera, en un estudio para grabar su más reciente álbum. La banda trabajó más arduamente que nunca. Escribieron y reescribieron sus canciones,  trabajaron y retrabajaron sus arreglos, pasando días e incluso semanas para finalizar una canción. Lo que emergió de ese sudor, desveladas y trabajo es I Love You, It’s Cool, un disco tan vívido y visionario que excede todas las expectativas iniciales. En este álbum Bear in Heaven alcanza lo que pocas bandas del circuito hacen con frecuencia: mezclar con soltura una gran variedad de géneros y rincones musicales hasta crear un sonido tan propio como innovador, evolucionado y sofisticado. Eso es I Love You, It’s Cool, un disco integrado por diez canciones, cada una única y particular, pero que en conjunto forman un álbum definido de extremo a extremo. De las canciones que componen el disco destacan joyas como Sinful Nature, track que cuenta con percusiones colosales y bloques de sintetizadores; mientras que Cool Light explota con teclados helados e impecables vibraciones, The Reflection of You, primer sencillo del disco, te engancha inmediatamente con su ritmo, y te invita a la pista de baile, sin duda es la canción más bailable del disco. Finalmente, en Kiss Me Crazy, Jon expone una voz más sutil para crear un ambiente más delicado, cediéndole a la batería el papel protagónico de la canción.

Sin duda con I Love You, It’s Cool, Bear in Heaven ha obtenido los fundamentos del largo y prometedor camino que está por trazarse. Música compuesta en el presente, lista para enfrentar al futuro.

Anuncios