Los orígenes del Lacrosse.

Por Lucía Bolivar

Foto por John

Aún recuerdo cuando leyendo “Chamán” de Noah Gordon, a mediados del siglo XIX Rob J. Cole se va de paseo con sus amigos indígenas y empieza a jugar con ellos lo que por la descripción que daban me pareció bastante similar a un deporte de la actualidad: El lacrosse. Este deporte lo hemos visto en series como Teen Wolf y películas como American Pie pero pocos saben que sus orígenes vienen de tribus indígenas y de hecho es reconocido como el primer deporte estadounidense.

Se dice que tribus como los Cherokees y los Mohawk eran quien los practicaban, conociéndolo bajo los nombres de: “Baggataway” (juego del Creador), “Tewaarathon” (pequeño hijo de la guerra), “Dehuntshigwa’es” (hombre golpeando con un objeto redondo) y “Da-nah-wah’uwsdi” (pequeño juego de la guerra).

En aquellos tiempos se jugaba  usando  un palo con una red en uno de sus extremos para con ella atrapar y lanzar una pequeña pelota que solía ser de madera y recubierta con cuero. No se sabe a ciencia cierta las dimensiones del campo de juego, pero se cree que pudieron  llegar a jugar en terrenos de varios kilómetros de extensión.

En cuanto al número de jugadores, algunos datos dicen que podían ser tantos que era imposible contarlos. Cabe mencionar que se jugaba sin protección física alguna. Era un juego bastante rudo y que requería de gran destreza física, algo que sabemos no era carente en los indígenas norteamericanos.

Se cree que independientemente del fin de divertirse y ejercitarse también lo utilizaban como practica para destrezas de guerra.

Hoy en día el Lacrosse Consiste en pasar y agarrar una pelota de goma con el objetivo de meter goles y es un deporte olímpico. Se juega en diversas versiones como el box lacrosse, el indoor lacrosse y el softcrosse

Anuncios