Si no está en la tele, no existe…

Por Cynthia Garrido

Fotografía por Celeste RC

Quiero pensar que todos sabemos lo que ocurrió hace unos días con uno de los candidatos a la presidencia en una de las universidades privadas con mayor prestigio de nuestro país. ¿Cómo nos enteramos? Ciertamente no fue por la televisión, fue por las redes sociales.

¿Por qué no toda la información llega a los medios convencionales? Y digo convencionales porque son los que más gente ve, lo que resulta conveniente para unas situaciones pero para otras definitivamente no. Es como si nos quisieran ocultar lo que ocurre, y puede que así sea. El poder de las redes sociales aún no nos llega, precisamente porque somos minoría los que tenemos acceso a internet. Para muchos, me incluyo, es impresionante creer que en el 2012 en México, todavía no llegue el internet a la mayoría de la población, aunque tiene mucho que ver con la situación actual del país, de todas formas resulta sorprendente.

Lo anterior lo comento porque el tema de este candidato en la universidad es muy particular y me sirve como ejemplo para llegar a donde llegaré en unos cuantos renglones más. En época electoral como la que vivimos actualmente, es importante que la sociedad esté enterada de cada paso de la campaña de cada uno de los candidatos; mientras que por un lado pudimos ver el debate hace unos días y todo México hablaba de la Lady del IFE, pocos hablaban en los medios de los que propusieron o más bien, de la falta de propuestas de estas 4 personas.

Por cierto, ya que toqué el tema, qué producción tan pobre se hizo del debate, casi como intentando quitarle toda seriedad y credibilidad a propósito. Tratándose de un programa que deben ver todos los mexicanos, en el que los cuatro candidatos exponen sus propuestas para el país y todo se veía de mala calidad, entre la edecán con ciertas partes de su cuerpo casi saliéndose a saludar en cámara, la risa de la conductora y los detalles de escenografía, me dieron a entender que ese programa no era para nada importante. ¿No sintieron lo mismo ustedes? Y me parece un poco insultante al intelecto de la población, lo que me lleva a mi punto central. La televisión nacional nos debe ayudar a elegir por nuestro país, ¿de qué otra forma nos enteramos de lo que sucede si no es por este medio?

“La caja idiota” como muchos la llaman, hoy más que nunca le hace tributo a ese sobrenombre, dejándonos con huecos de información que pueden dañar al país, y no, no estoy intentando satanizar al medio ni nada por el estilo, tampoco digo que sea lo que nos llevará a la ruina, no quiero ser fatalista. Sin embargo, sí creo que deberíamos cuestionarnos qué hay detrás de la elección de la información que se da a las audiencias. ¿De verdad es más importante mejorar la calidad en las telenovelas que en los debates o en los noticieros? No lo creo, pero la mayoría de la población al parecer sí lo ve así, pero mientras los medios no nos ofrezcan mejores opciones no sabremos reconocer lo mejor cuando llegue.

Siempre he dicho que hay que conocer lo malo para reconocer lo bueno cuando llegue, creo que lo mismo aplica para los contenidos de la televisión, pero es el medio el que debe ofrecernos las opciones y dejarnos decidir. Hoy son las elecciones, pero se puede tratar de cualquier tema, incluso de decidir cómo queremos ser entretenidos y con qué. La televisión debe ser un medio de información, de entretenimiento y de cultura, ¿en dónde está la oferta de calidad para el público? ¿Será un problema de oferta-demanda? Quiero pensar que todos deseamos una mejor televisión, la merecemos y no, como sociedad del siglo XXI estamos obligados a informarnos y ser informados, pero no la merecemos porque no la exigimos.

Pidamos una mejor televisión, mejores contenidos, mejor entretenimiento. Si tienen tele, pregúntense si hay algo más allá, y también véanla por favor.

Anuncios