Round 1…

Por Esteban Tovar

 

Rápidamente se ha ido el primer mes y medio de las campañas electorales rumbo a la elección de Presidente de México. Y como se prometió se dará seguimiento a las 10 prospectivas o teorías, que se consideraban antes de iniciar formalmente este periodo, como las más probables a ocurrir durante esta última etapa del proceso de renovación del Ejecutivo Federal y que se expusieron en el anterior artículo “Let’s get ready to rumble”.

Se presentan, entonces, aquellos puntos que hasta el momento y gracias diferentes acontecimientos, pueden considerarse como hechos consumados: 

Se advertía en un inicio que las campañas electorales iniciaran y contarán con actos de campaña prefabricados evitando cometer errores o momentos incómodos que pudieran evidenciar a los candidatos. Así, y después de lo ocurrido con los empleados de Mexicana de Aviación en WTC o las demostraciones de manifestantes en Oaxaca, hemos podidos atestiguar eventos masivos fácilmente detectables como “fabricados” realizados por sus coordinadores de campaña. Prueba de lo anterior han sido las numerosas invitaciones declinadas por parte de los candidatos a eventos en universidades o medios de comunicación para llevar a cabo un “enfrentamiento directo” con sus rivales, la prensa y los votantes. Así, los actos de campaña se han caracterizado por la falta de confrontación real de propuestas y por favorecer el acarreo de seguidores. Comprobando así también, lo expuesto en relación a que los candidatos presidenciales debatirán en no más de dos ocasiones, siempre bajo el “miedo de que todo puede ser utilizado en su contra”

Como también expuesto, las campañas negativas se están dando en el terreno de lo no-regulado: las redes sociales. En estos 45 días hemos sido testigos de filtraciones y nueva información que busca desprestigiar a algún contendiente o a todo el proceso en su conjunto. Como caso emblemático es el video de los “niños indignados” que causó toda una revuelta, principalmente en la Cámara de Diputados, en donde realmente les molesto ver la percepción que se tiene de la labor legislativa y del gobierno por parte de la sociedad. Lo verdaderamente indigente es que, en lugar de aceptar y hacer frente a las críticas, prefirieron enfrascarse en un debate ineficiente e inservible sobre la violación de derechos infantiles, que en este caso resulta incoherente, buscando impedir la transmisión del video.

También se presentaron las primeras quejas ante el Instituto Federal Electoral (IFE) respecto a los spots de campaña presentando por los partidos políticos. Los anuncios que ponen en duda obras públicas cumplidas cuando los candidatos ocuparon puestos en diversas administraciones se han llevado gran parte de la atención de las autoridades electorales, colocando de nuevo en la agenda pública, la pregunta de hasta dónde la reglamentación actual permite tal o cual declaración o acusación y cuando se cae en la injuria o difamación.

Por otro lado, la basura electoral regresó a las calles de las principales ciudades del país. El caso de los carteles plastificados del Partido del Trabajo en la colonia Roma de la ciudad de México y que fuera retratado por diversos medios de comunicación, se presenta como caso emblemático. Así, aunque diversas multas se le han sido impuestas a tal grupo político por estas acciones, en una clara estrategia de posicionamiento ante los votantes, prefieren reincidir y hacerse acreedores al castigo con tal de obtener la atención mediática. Por otro lado, “la batalla por lo espectaculares” está a todo lo que da, pues mientras algún partidos advierten que dichos anuncios son muestras flagrante que cierto candidato rebasó los límites de presupuesto, para otro son muestra del gasto transparente de los recursos otorgados. 

El primer debate resultó exactamente como lo predicho. En realidad de “debate” favoreciendo una discusión de ideas tuvo prácticamente nada, mientras se favoreció la exposición de pocas ideas y los reclamos reales de malas decisiones de gobiernos pasados. Sin embargo, lo que nunca se esperó era que la discusión post-debate se centrara en la edecán contratada para el sorteo, lo cual demuestra el poco interés que generó el contenido en el electorado.   

 

En fin…

 

Faltarían entonces de cumplirse la mitad de las prospectivas propuestas, que en su mayoría consideran etapas del proceso electoral que aún no se han presentado como el debate formal y los últimos días de campaña. En pocas palabras, lo bueno está por venir…

Anuncios