Börk en la Cumbre Tajín 2012

Por Dan Honorat

Demasiadas fueron las expectativas de este festival desde el momento en que Björk confirmó este show, las expectativas crecieron al recordar aquel emotivo y terroso festival con el que Björk visitó México por primera vez.

El festival prometía la oportunidad de presenciar un evento cultural único que abarcaba desde tradiciones toltecas durante el solsticio de primavera  hasta un festival de música vanguardista por lo cual muchos nos aventuramos a cruzar la republica mexicana y así vivir la experiencia.

Era un 21 de Marzo, uno especial ya que Revista El Topo se dirigía al festival de la identidad mejor conocido como Cumbre Tajín después de un largo viaje sólo nos quedaba decir “¡Hemos llegado!” un recorrido por las pirámides de la zona arqueológica y degustar la comida típica de Veracruz.

Los conciertos comenzaron puntual, a las seis de la tarde según lo estipulado… pero con la noticia de que Sinnead O’Connor no se presentaría debido a  un caso de agotamiento clínico.

El encargado de comenzar en la clausura de este festival fue Hoppo! proyecto alterno de Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacuba con cantos folklóricos, arreglos de citara, covers como La Afosina y El Mar todo esto en conjunto generó un ambiente ecléctico adecuado para abrir el festival.

El segundo acto corrió a cargo de Elan, una banda algo inconsistente debido a que ha cambiado tanto sin consagrarse de ningún modo, dejándonos un show  que funciono cual mezcla de “lo incansable de Alejandra Guzman” con el “Rock de Pink” la vocalista pretendía elevar los ánimos de su show al beber tequila directamente de una botella, para después beber agua de una botella y diciendo cosas como “Las viejas si sabemos rockear” ese paradigma está más que obsoleto.

El Instituto Mexicano del Sonido fue el tercer grupo de la noche, contaba con un enorme reto, encender los ánimos de la gente antes de que Björk saliera al escenario, Camilo Lara dio un show más digno, contaba con visuales, sonidos guapachosos y el carisma de los integrantes de la agrupación y gracias a esta fórmula se cumplió el cometido de esta banda: Entretener.

Después de el show de Camilo Lara seguía Bjork, y la atmósfera del festival cambio desde que develaron los instrumentos específicamente creados para el Biophilia mediante el gameleste comenzaron a sonar temas como I have seen it all, immatiure, Bachelorette en versión instrumental.

Al termino del set se apagaron las luces, un visual corría y el coro de veinticinco islandesas comenzó a cantar el intro del concierto, para nuestra sorpresa el set ya conocido de la gira cambió completamente y específicamente para esta presentación ya que Björk abrió con Cosmogony proyectando a su vez imágenes del espacio.

Seguido la primer canción la euforia de los aplausos, gritos y ovaciones no dejaron a la cantante otra opción más que el mostrarse conmovida, contenta y entonar un “Grrracias” para dar paso a su siguiente canción Hunter que se remonta a los trabajos anteriores de la cantante, para esta canción no hubo un visual lo cual nos cercioraba que este set era especial.

Para su tercer interpretación volviendo al disco Biophilia la cantante nos mostró uno de los instrumentos más extravagantes dentro de la producción siendo una bobina de tesla la que ejecutaba las notas de Thunderbolt acompañadas de un visual que nos remonta a la aplicación del disco para los dispositivos Mac.

 

Hidden Place fue una de las mejores canciones ya que los coros y visuales mostrando la biología marina nos sumergían una vez mas dentro del concepto paralelo entre tecnología, música y poesía.

Para Crystalline las ovaciones no se hicieron esperar y cabe resaltar que para esta canción los Dj’s trabajaron en conjunto con el gameleste creando una perfecta hegemonía conforme a la voz de Björk al coordinar esta canción que va de lo orgánico a lo tecnológico sin despreciar los matices de la islandesa.

Al terminar Crystalline la cantante se dio la oportunidad tanto de compartir lo que pensaba como de pedir un favor masomenos de esta manera “Ok, venimos todo el camino hacia México y estamos muy felices de estar aquí, pero no puedo ver sus caras por todas esas cámaras. Estén este momento conmigo”

Nuevamente Bjork dio un salto al pasado interpretando You’ve Been Flirting Again que sirvió de introducción para una de sus canciones más conocidas Isobel acompañada de un visual que mostraba el crecimiento de diferentes plantas.

Pagan Poetry y One Day hipnotizaron al público con sus nuevos arreglos que incluían el coro y el gameleste.

 Nattura y Declare Independence fueron las últimas irradiaciones en este universo multimedia expuesto por la cantante. Al final sólo agradeció y se retiró, pero para nuestra sorpresa no toco la canción Solstice la cual acorde con el día hubiera cerrado con broche de oro la noche.

Esa noche Björk nos mostró por que es uno de los exponentes más importantes e influyentes dentro de la música.

Grrracias Björk.

Anuncios