Desde una embarcación de mujeres piratas…

Por Laura García

Debido a las estrictas reglas de la piratería (que prohibían la presencia de mujeres a bordo) y a la visión que se tenía de ellas, sólo hubo casos esporádicos…

Revista Quo, 2012

Foto por Wendell

¿Alguna vez te has preguntado cómo le hizo Penélope Cruz para ser pirata en Piratas del Caribe? ¿Cómo? ¿Lo puedes repetir? ¡Sí, una mujer pirata! Te tengo una noticia… ¡Nada es coincidencia! Según la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, en su artículo 111, define a la piratería como “todo acto ilegal de violencia o de detención o todo acto de depredación cometidos con un propósito personal por la tripulación o los pasajeros de un buque privado o de una aeronave privada y dirigidos.”

Esta actividad tan antigua como la marina, no sólo fue adoptada por varones que atravesaban mares y robaban los tesoros de otras embarcaciones, también fue el pretexto ideal para que algunas mujeres se aventuraran a luchar contra otros piratas y atravesaran los océanos.

Una de ellas fue la irlandesa Grace O’Malley, quien era conocida como la Reina del Mar de Connaugh. Esta mujer nacida en el siglo XVI, desde muy pequeña quería viajar en barco a España como su papá, sin embargo éste último no le permitía porque le decía que su cabello era un riesgo para la tripulación, por lo que ella se lo cortó. Con dos matrimonios, una serie de relación extramaritales y algunos hijos, Grace O’Malley se incursionó en el comercio internacional y el mar. En alguna ocasión visitó a la Reina Isabel I para pedir la libertad de sus hijos que fueron capturados, la reina aceptó y firmaron tratados de paz. A pesar de esto, regresó a Irlanda donde luchó en la Guerra de los Nueve Años contra las tropas isabelinas.

Pero ella no fue la única, Mary Read y Anne Bonny fueron piratas por coincidencia. En el siglo XVIII cuando viajaban en una travesía marítima, su barco fue capturado por unos piratas. No existen evidencias que lo avalen, sin embargo, de considera que Mary Read sufrió el síndrome de Estocolmo al enamorarse de uno de los piratas y convertirse en uno más de su tripulación. Este par de mujeres fueron muy famosas por su complicidad en los actos vandálicos de la piratería de su época, y por destruir las reglas sociales impuestas para las féminas de su época.


Anuncios