Ciudad de México: ¿Ciudad del Futuro?


Por Claudia Gocc

Foto por Eliuth

Latinoamérica es uno de los pocos puntos del mundo que concentran un alto desarrollo económico y un rápido crecimiento urbano. Es por eso que las instituciones internacionales de medio ambiente tienen puestos sus ojos en esta zona, pues normalmente el crecimiento económico viene acompañado de explotación medioambiental.

De acuerdo a una entrevista con Notimex, el vicedirector del corporativo alemán Siemens, Pedro Miranda, declaró que México ha registrado grandes resultados en las políticas de sustentabilidad y mejoramiento del medio ambiente.

Estas declaraciones se dieron en el marco del encuentro sobre “Los desafíos y las oportunidades para el desarrollo sustentable en Latinoamérica y el Caribe” evento organizado por la empresa alemana.

Según Miranda, la Ciudad de México alcanzó su objetivo fijado de reducción de contaminación en un 12 por ciento de 2008 a 2012. Esto quiere decir que es el reflejo de acciones concretas hechas por el gobierno capitalino, tales como: construcción de puentes, vías rápidas e implementación de transportes ecológicos.

Sin embargo si en este momento saliera a periférico y les comentará a los automovilistas dichos resultados, no estarían de acuerdo, del todo. El tráfico al que se enfrentan millones de personas en DF parece no ceder, quién no ha visto autobuses rebosados de personas donde no falta un usuario colgado en las puertas, donde la integridad se pierde día a día.

Bien es cierto que las oportunidades de crecimiento económico de una gran metrópoli dependen en su mayoría de la movilidad y seguridad. En esto concordamos con el directivo de Siemens: “La ciudad de México tiene millones de personas que se tienen que mover cada día de afuera hacia adentro, y de dentro hacia afuera por la noche. En los temas de gestión de tránsito y gestión de transporte creemos que el D.F y México en general pueden mejorar tremendamente”

Uno de los temas importantes de la reunión y que definen en su mayoría el potencial de una ciudad, es la proyección de los jóvenes en ella, es decir, cómo se ven en 10 años, ¿Se ven criando a sus hijos en la ciudad donde viven y trabajan? Cuántas veces no escuchamos a extranjeros y provincianos diciendo que les encanta el DF por su vida nocturna y su caos, pese a eso no se establecerían en ella con pareja e hijos. Son palabras familiares y qué dichosos los que logran cumplir su promesa de huir a tierras más pacíficas.

La proyección de un joven como adulto es lo que define los puntos de acción de hoy, si una ciudad quiere crecer y forjar su fama de sustentabilidad en el mundo debe trabajar en la movilidad y la eficiencia de sus transportes, que sus habitantes no tomen horas en trasladarse de un punto a otro, no vagones de metro atiborrados y sobretodo que la seguridad impere aún a horas no laborales. Teniendo resueltos todos estos factores o al menos a vías de resolver, las grandes metrópolis podrían tener un futuro prometedor y no sólo  como ciudades hacinadas parecidas a guetos.

Finalmente una de las declaraciones del ejecutivo para recordar fue, sobre las dinámicas sociales en las ciudades para el futuro “En 2030 se va a duplicar el número de personas con más de 65 años en el mundo”.

Según números de las Naciones Unidas que fueron recordados a lo largo del encuentro en Berlín, en 2040 la población en el continente americano habrá aumentado en 25 por ciento.

Para pensar seriamente…

Anuncios