Michael Jordan: El hombre que más veces tocó el cielo Michael Jordan: El hombre que más veces tocó el cielo

Por Daniel Velasco Fabila

Foto por Eduardo Vedia

Febrero es quizá el mes más popular entre las parejas jóvenes o viejas.  El día de San Valentín hace que por unos instantes mucha gente se acuerde que tiene amigos, amigas, familiares, etc. A quienes hace mucho tiempo no contacta y decidan recordarlos, hablar con ellos o compartir un breve pero significativo evento con ellos durante ese día. Sin embargo, entre las bondades que nos ha podido regalar este mes, a los amantes del deportes nos brindó a uno de los atletas  más completos, espectaculares y para muchos entre ellos yo, el más grande de todos los tiempos en su disciplina: Michael Jordan.

En 1984 llegó a las duelas de la NBA al ser elegido por los Chicago Bulls como tercera selección global.  En 1988 nos regaló una espectacular actuación en el concurso de clavadas, la cual culminó por cierto con un memorable salto desde la línea de tiro libre para conseguir la clavada. En 1991 consiguió su 1er título de la NBA con los Bulls, con quienes logró consagrar una dinastía al conseguir dos tricampeonatos en la década de los 90. ¿Quién no recuerda aquellas finales contra los Suns de Charles Barkley y los Lakers de “Magic” Johnson? O los títulos que conseguiría después contra el Jazz de John Stockton y Karl Malone.

Aún me cuesta trabajo pensar cómo era posible que una persona que padecía 38º de temperatura era capaz de anotar 36 puntos en juego seis de las finales de la NBA y además realizar un movimiento memorable para dejar a Bryron Russell en el piso y conseguir el enceste que aseguraba otro título para Chicago. Pero eso sólo podía ser obra del más grande basquetbolista de todos los tiempos. No por nada fue seleccionado catorce veces al juego de estrellas, nombrado seis veces MVP de las Finales de la NBA y dos veces medallista de oro en Juegos Olímpicos.

Por si fuera poco formó parte del Dream Team, aquel equipo que sin mayores dificultades se colgó el oro en Barcelona 1992, al derrotar por más de 30 puntos de diferencia a cada uno de sus rivales.

Actualmente la NBA posee nuevas estrellas e indiscutibles figuras como Kobe Bryant, Lebron James, Derrick Rose, Dwyane Wade o Carmelo Anthony. Pero nunca habrá alguien que pueda siquiera equipararse a su majestad: Michael Jordan.

Anuncios