Nieve mexicana

Por Ale Bravo

Muchos de nosotros vemos la nieve como algo lejano, alcanzable solamente si salimos de nuestro país y vamos a visitar a nuestros vecinos del norte o de plano abandonamos el continente pero ¿qué creen? No es necesario dejar México para conocer esta maravilla de la naturaleza. Aunque no lo crean, en nuestro país, además de tener bosques, selvas, playas, ríos, lagos y desiertos también tenemos nieve.

Tal vez algunos de ustedes ya lo sabían, tal vez otros no, o tal vez unos cuantos, creían al igual que yo, que la nieve prácticamente aparecía en las montañas por arte de magia en una rápida nevada y eso era todo. Sí, se que suena a que soy una total y completa ignorante, pero no. No lo soy. Simplemente no creí que después de estar dos horas en un automóvil no sólo iba a ver nieve, sino que también iba a ver nevar.

¡Exacto, la nieve no aparece por una nevada express o nevadas nocturnas inalcanzables para los seres humanos comunes y corrientes como yo! ¡Puedes ir a un lugar par ver nevar sin viajar miles de kilómetros! Y yo que soy una viajera de corazón no lo había hecho, es más, ni siquiera estaba en mi radar viajero.

En este caso les voy a contar mi experiencia, pero la buena noticia es que hay muchos sitios a los que pueden ir en invierno y vivir más o menos lo mismo que yo viví.

Un día antes de noche vieja, mis amigos y yo tomamos la carretera a Toluca para desayunar unas deliciosas quesadillas en la Marquesa sin imaginarnos lo que nos esperaba. Para no hacerles la historia tan larga, sólo tienen que saber que de repente, de la nada tomamos la decisión de irnos al Nevado de Toluca. Así nada más, sin pensarlo dos veces. ¿ Y qué creen? definitivamente, lo que siempre he dicho de que los viajes que no se planean son los mejores, sigue siendo 100% cierto.

Llegamos al Nevado de Toluca alrededor de las dos de la tarde, bajamos del auto para empezar a subir a pie la montaña y fue justamente en ese momento cuando empezaron a caer copos de nieve. ¿Qué les puedo decir? ¡Fue lo mejor que me ha pasado en la vida! subimos el nevado de Toluca, conocimos la laguna del sol y la de la luna, nos tomamos muchísimas fotos, al menos yo disfruté de la nieve como si apenas fuera una niña de cinco años, caminamos escuchando el crujido de la nieve compactándose y sí, definitivamente fue uno de los mejores días de mi vida. Esas pequeñas partículas blancas me hicieron la persona más feliz del país (ya sé que suena exagerado) por muchos días. De hecho hoy mismo sigo sintiendo la misma felicidad y emoción que sentí cuando empezó a nevar.

¡Así que recuerden! Ahorita que es invierno disfruten de este tipo de experiencias que no requieren una gran inversión económica y que seguramente les darán una gran felicidad. Les recomiendo que si tienen hijos, primos, nietos, o cualquier tipo de contacto con niños, los lleven porque definitivamente disfrutar de la nieve en el Nevado de Toluca es mucho más divertido, emocionante y educativo que hacer una fila gigantesca en el Zócalo del D.F. para jugar con nieve vieja producto de Marcelo Ebrard… sin quitarle su mérito, claro.

Make Love Not War

Véanme en http://www.youtube.com/AleBravo69

Para ver un video mío del Nevado de Toluca:

Anuncios