Arbolitos de Navidad: ¡No me abandones!

 por Claudia Gocc

Las fiestas decembrinas pasaron y con ellas nos dejaron; regalos, felicidad, unos kilos de más, entre otras cosas para empezar con el pie derecho el 2012. Sin embargo, mirando alrededor, también me pude percatar que todas estas celebraciones nos dejaron a un huésped indeseado, la basura. Y bien es muy cierto que en una celebración uno no piensa en el día posterior, muy poca gente se hace la temible pregunta ¿Y ahora quién limpiará? En mi pueblo como en otros pueblos del mundo, a este ser se le consideraría un aguafiestas.

Es normal no pensar en este tipo de cosas cuando uno la está pasando bien y más cuando en el ambiente rondaba el espíritu del fin del mundo, (no pues así quién).

Ahora bien, pasando varios días después de tirar los sobrantes de la rosca de reyes, la gente empieza a sentir que el aire navideño nos abandona, por lo que se dan a la dura y triste tarea de retirar toda decoración alegórica, incluyendo la estrella principal, el aclamado arbolito de navidad. Retirar tan apreciado ícono navideño no es tarea fácil ya sea natural o artificial, pues el primero incluye trasladarlo hasta el punto de acopio más cercano y el otro, comprimirlo hasta que vuelva a entrar a su empaque.

Seríamos felices si todo se terminara aquí, sólo tendríamos que esperar otro año para volver a sacar nuestros adornos festivos y continuar con el ciclo, no obstante la historia es distinta.

Los arbolitos naturales después de un tiempo se convierten en basura y la gente les da el mismo tratamiento que al resto de su basura, sin pensar en las consecuencias ambientales que estos tienen para el ambiente y nuestra seguridad. Menciono seguridad porque es la forma con la que mejor te puedo convencer de no tirarlos como si fueran cualquier objeto.

Un arbolito arrumbado en la calle o en un baldío, es un potencial incendio, pues este, es el combustible ideal para que el fuego comience al ser leña seca.

Qué hacer…

El gobierno de la delegación Benito Juárez (Ciudad de México) puso en marcha un programa para recolectar más de nueve mil árboles secos y entregar a cambio uno joven o una planta de ornato como incentivo para que la gente recicle.

El reciclaje comienza en nosotros, propiciemos la cultura hacia el medio ambiente por medio de acciones concretas como estas, con nuestros hijos y amigos podemos comenzar. Es muy triste ver a los arbolitos abandonados en las calles, como si el amor y prosperidad que prometíamos para inicio de año se quedaran en un buen deseo.

La recolección o canje de arbolitos es necesaria para la seguridad de tu familia y amigos, podrás realizar tu canje en un horario de 10:00 a 18:00 horas, en el Parque de Los Venados (División del Norte 1611); Parque Las Américas (Vértiz y Diagonal San Antonio), así como los centros comerciales Wall Mart, de Avenida Universidad y Comercial Mexicana, de Pilares. Seguramente muy cerca de tu casa hay un centro de acopio al que le hará muy bien tu basura.

Al menos piensa una vez más en ese espíritu navideño que rondaba tu corazón…

Anuncios