Series, series y más series.

Por Cynthia Garrido

Topos, esta quincena hablaremos de algo que me gusta mucho…la televisión. No sé si lo han notado, pero la tele le ha robado al cine a algunas estrellas, como Laurence Fishburne que se unió al elenco de CSI, próximamente podremos ver a Elijah Wood en una serie que no logro entender aún, acerca de un perro y su dueño, pero el chiste aquí es que el perro es un hombre en botarga de perro, esperemos a su estreno para ver si está tan buena como la crítica dice en otras partes del mundo.

Ha sido una época de estrenos de series nuevas y de temporadas también, ¿qué les han parecido? Desafortunadamente yo no puedo ver tanta tele como me gustaría, pero les puedo decir que The Big Bang Theory regresó con todo, es una de esas series que conforme pasa el tiempo, lejos de perder la chispa, ganan más. En el caso de Glee, creo que empezaron medio flojos pero han ido mejorando las historia, ojalá mejore porque la trama siempre me ha parecido sosa, en realidad soy fan de las canciones y de uno que otro personaje pero viéndolos fuera de la historia. Otra que empecé a ver y me hice fan es The Waling Dead, una de esas series de las que no te puedes despegar. Así que vean tele, consuman series y me cuentan cómo les va. Éntrenle también a Suburgatory, una serie muy gringa pero que tiene una nueva propuesta de comedia.

No dejemos de lado los productos mexicanos, yo  me confieso ferviente seguidora de la Soy tu fan, la historia de Charly y Nico, una pareja que por una u otra cosa no están juntos aunque alguna vez así lo fue. ¿Quién no ha tenido un Nico? Ese hombre lindo y bueno que no supimos apreciar o que simplemente no era para nosotras y tuvimos que dejar ir, pero que recordamos con mucho cariño y nostalgia, al menos yo sé que tengo uno que cada día recuerdo con amor. Esta serie refleja un poco de la realidad de la juventud de hoy, esas broncas en el trabajo por la competencia o en muchos casos la incompetencia ¿les suena? Los problemas de pareja, con la familia, y todo sucede en esta maravillosa Ciudad de México. No seamos malinchistas y aprendamos a apreciar lo bueno que nos ofrece nuestra televisión nacional, que además hay que aceptarlo, no hay mucho, así que de lo bueno, poco.

Por otro lado, y como ya me puse romántica (cosa que casi nunca sucede) quiero recomendarles, aunque yo no he ido, que visiten el Autocine Coyote – Av. Miguel Ángel de Quevedo #217, Coyoacán- me parece que es una buena oportunidad de vivir el cine de una manera que no todos conocemos. Ya sea por la generación a la que pertenecemos, sin ofender a los viejitos, o porque algunos nunca fueron a los originales, un autocinema permite vivir la experiencia del cine más íntima pero en un ambiente público, con sonido que vale la pena y una imagen gigante frente a nosotros. Las próximas proyecciones serán clásicos del cine, no dejen de ir que yo intentaré hacerlo también.

Y ya saben, si tienen tele pues ahí se ven y si van al cine, me cuentan qué tal.

Anuncios