Resonance

Por Laura García Gálvez

El pasado sábado 12 de noviembre de 2011, como parte de la tercera edición de Cut Out Fest 2011, se realizó la conferencia titulada Resonance, la cual fue presentada por Marco Binizio, uno de los pioneros del proyecto que lleva el mismo nombre.

A las 6:27 p.m. daba inicio la conferencia en las instalaciones de la casa Gutiérrez Nájera, ubicada en el centro de la ciudad de Querétaro. Su presentador  se tornaba nervioso y frotaba sus manos constantemente, sin embargo, adentrado en confianza, Binizio narró cada uno de los detalles en la creación de este proyecto que engloba a veinte animadores y diez diseñadores de audio, que conjuntamente laboran para unir la música con la geometría.

Hablando de la inspiración de Binizio para construir este proyecto de Resonance, comentó que su trabajo está sustentado en su pasión por la arquitectura y la luz, sin dejar de lado sus estudios en la Universidad Iberoamericana en México, y algunos otros trabajos en París. Se tornaba un ambiente de confianza en la pequeña sala, donde repentinamente alguna broma rompía el hielo. Marco Binizio habló de los orígenes de Resonance, y dijo que su salida a la luz se dio en Londres gracias a la colaboración de su amigo Simon. El proyecto inició originalmente, según Binizio, con cuatro animadores, quienes unieron sus pasiones por las taxonomías gráficas. Gradualmente, comenta Marco, el resto del equipo se fue integrando a través de contactos directos y algunos llegaron por su propia voluntad al proyecto, con el fin de trabajar la geometría abstracta en 3D.

Con una risa en los labios y una mirada de recuerdos, Marco dijo que para asignar el nombre y el logo al proyecto tuvieron que transcurrir cuatro meses de pruebas y prototipos. Al final de la marcha, el logo tenía resultado gracias a un diseñador francés que sencillamente tornó el nombre de Resonance con la imagen actual. Sin embargo, los diseños no se detuvieron ahí, se hizo una propuesta de tráilers para la promoción del proyecto.

Poco a poco la emoción crecía en la sala gracias a los videos transmitidos donde se mostraba la promoción e incluso las formas de trabajar de diseñadores y animadores. La construcción de maquetas previas al proyecto digital, fueron cautivadoras, era increíble deleitar la pupila con videos de construcciones que duraban meses y que al final sólo se podía conocer su verdadera forma una vez concluida la digitalización.

Marco Bizinio dijo que la dinámica de construcción de equipos se basa en que un animador elige a tres diseñadores de audio quienes hacen sus propuestas de sonido, si éstas coinciden con la finalidad del animador se queda, y si no sucede esto, se asigna con otro animador.

Por último, Marco abrió su corazón de animador al público presente y dijo que aunque nunca ha tenido un hijo, considera a Resonance como una concepción en un proyecto. “Es algo que nos hasta que acabas” – dijo Bizinio – “pero con esto puedo reinterpretar el mundo que actualmente no puedo ver, en un mundo virtual”.

Anuncios