Adopta, no compres

Por Claudia Gocc

En la vitrina los animales se ven impecables, así como un par de zapatos, bonitos al principio y después ya ni ponértelos quieres.

Las mascotas se venden como pan caliente en esta época decembrina, pero ¿cuántas de ellas realmente permanecen en los hogares que las adquirieron? De acuerdo a estudios el 40% de estos animales permanecen en las casas originales, el resto es sacrificado, arrojado a la calle, regalado, etc.

En qué cabeza cabe, comprar una mascota, tenerla un tiempo para después abandonarla, recordemos (no es un par de zapatos que puedes amontonar en un closet) es un ser vivo que siente, come y sufre tal como tú lo haces.

Aventar animales a la calle hace que exista una sobrepoblación de gatos y perros callejeros, portadores de enfermedades y que sufren al vivir en tal circunstancia.

El principal motivo es la falta de responsabilidad por parte de las personas, sólo en ciudades como Querétaro se sacrificaron 14,000 perros en 2005 y 9,000 en 2006. Perros y gatos que nadie quiso, considerados lastre para la sociedad.

Además, ¿Se han dado cuenta de los precios de ciertos perros? precios estratosféricos, sólo por el hecho de ser “pedigree” término que califica la pureza de la raza, ¿Anteriormente, dónde hemos escuchado esta frase, dónde, dónde? Les suena Hitler, Nazis, Holocausto….

¿Cómo es posible comprar a un mejor amigo en una tienda cualquiera? Finalmente eso es lo que son nuestras mascotas, nuestros compañeros de vida, nuestros mejores amigos.

Adoptar un perro o un gato, además de ser gratis, hace feliz a un animal que probablemente tiene un historial de maltrato y sufrimiento. Es una buena forma de inculcar a los niños valores tales como bondad, caridad y responsabilidad.

Bien, es correcto buscar la mascota que mejor se adapte al entorno en el que vivimos, es decir, dependiendo de nuestro espacio, si hay hijos, condiciones físicas, etc. Todo animal tiene derechos que necesitan ser satisfechos para que pueda tener una vida feliz e integral.

Sí, todos los animales tienen derechos, ¿tú estás dispuesto a dárselos? Reflexiona bien antes de adquirir una mascota.

Derechos de los animales

 

  • Libres de sed, hambre y desnutrición.
  • Libres de incomodidades.
  • Libres de dolor, heridas y enfermedades.
  • Libres de expresar un comportamiento normal
  • Libres del miedo y angustia.
  • Quererlos y hacerlos amigos

Si ves que alguien trata mal a un animal o no lo cuida, ¡tú puedes hacer algo! Hay autoridades que se encargan de protegerlos. En la Ciudad de México llama a la Secretaría de Seguridad Pública del DF al teléfono 5242-5100 extensión 8821 o escribe un correo electrónico a: vigilanciaanimal@ssp.df.gob.mx

Anuncios