Guadalajara 2011: Detrás de los XVI Juegos Panamericanos.

Por Daniel Velasco Fabila

 

A partir del 14 de octubre, México albergará por tercera vez en su historia unos Juegos Panamericanos. La ciudad de Guadalajara recibirá a 6,003 atletas provenientes de 42 diferentes países, quienes competirán en 36 distintas disciplinas con el único fin de ser merecedores de una medalla y así compartir unos instantes de felicidad a sus con sus familiares, entrenadores y por qué no, con su país entero.

Sin embargo, como espectadores resulta complicado contextualizar la diversidad de elementos necesarios para que los escenarios se encuentren listos y permitan a los atletas brindarnos un espectáculo que la gente de todo el continente pueda recordar durante muchos años. Por ello, a continuación me permito brindar tan sólo unos cuantos detalles al respecto.

De acuerdo con datos proporcionados por la agencia EFE, para la realización de la justa se construyeron 22 nuevas instalaciones y se realizó una inversión de 1,150 millones de dólares en la renovación y mejora de la infraestructura existente, un gasto que supera los 974. 35 millones de dólares invertidos en las elecciones federales de 2006.

Por otra parte,  las ceremonias de apertura y clausura de este tipo de eventos siempre resultan ser uno de los instantes más emotivos y más vistos por la gente. Para ellas se realizó una inversión de 23 millones de dólares,  así que deberemos ver un espectáculo asombroso durante ambos actos protocolarios de los Juegos.

Uno de los puntos más importantes es la seguridad, tanto de los atletas como de las miles de personas que acudirán durante 2 semanas a presenciar las diferentes competencias. Para ello, el Comité Organizador en conjunto con los gobiernos Federal y Estatal instaló 650 cámaras fijas y móviles que ayudarán a salvaguardar la integridad de la gente y prevenir cualquier eventualidad. Además 11,000 policías y elementos del ejército mexicano ayudarán a mantener el orden durante los 17 días de competencia.

Finalmente, pero no menos importante, será el trabajo que realicen los 12,000 voluntarios durante la llamada “fiesta de América”. Día y noche, cada uno de ellos tendrá la tarea de auxiliar a los espectadores y/o atletas para hacer de estos juegos, los mejores. No se diga más, y que comience la fiesta. ¡Salud!

Anuncios