Perdidos en la Selva.

Por AleBravo

 

 

Como sabrán soy una amante de la naturaleza desde muy pequeña y aunque a esa edad me sacaba de quicio aprenderme la historia de nuestro país, ahora soy una completa fanática de la arqueología mexicana así que el día de hoy mezclaré ambas, o más bien tres (si incluimos viajar) de mis pasiones para llevarlos a una de las Zonas Arqueológicas que están perdidas en medio de la selva.

Calakmul

Calakmul, una ciudad maya ubicada en el sureste de Campeche. Me gustaría pedirles que cerraran los ojos para que se lo imaginaran pero dejarían de leerme así que vamos a hacer una cosa, intenten imaginar con los ojos abiertos ¿ok? Léanme y váyanse imaginando cada una de las cosas que les voy diciendo para que me acompañen hasta la península de Yucatán sin levantarse de sus asientos. Espero, obviamente, que un día puedan ir y disfrutar de este lugar en vivo y en directo, pero por ahora utilicen la imaginación.

Primero véanse a si mismos caminando por una selva de más de cincuenta mil hectáreas, en donde el aire está impregnado con el aroma de la naturaleza y el sonido tanto de las aves como del viento predominan sobre todo lo demás. Está haciendo un poco de calor, pero el inmenso follaje los protege del sol así que no tienen ningún problema para seguir caminando. Están completamente inmersos en la selva, disfrutando de este espectáculo de la naturaleza, cuando de repente ven a lo lejos algo que no concuerda con todo lo demás. Parece ser una montaña, pero se ve demasiado rocoso para serlo, comienzan a sentir una emoción que invade todo su cuerpo y comienzan a caminar cada vez más rápido, hasta que descubren que sin darse cuenta, sus piernas ahora van a toda velocidad.

Retiran de su cara todas las ramas que se van cruzando en su camino, saltan, zigzaguean, hacen todo lo posible para comprender que es eso que se apoderó de su atención, hasta que por fin, se frenan en seco.

Lo que tienen ante sus ojos los deja completamente perplejos, así que frotan sus ojos para asegurarse de que lo que tienen ante sus ojos no es una alucinación, producto del calor. Pero no, definitivamente esa maravilla no es ficticia, es una obra maestra de nuestros antepasados.

Están ante una ciudad Maya de 30 km2 de extensión, en la cual hace cientos de años vivieron aproximadamente sesenta mil habitantes. Definitivamente el lugar es enorme, volteas para todos lados y no sabes por donde empezar pero no te preocupes, recuerda que yo te estoy guiando, así que todo saldrá bien.

Recorren enormes cantidades de terreno, suben y bajan las gigantescas pirámides que buscaban representar una de las montañas sagradas para los

Jaguar

mayas. Se encuentran con una larga plataforma que contiene tres edificios astronómicos. Después se dirigen a la Gran Plaza, el eje central de Calakmul, exactamente donde la vida pública llegaba su punto más alto. Esta plaza solía conectar a todas las otras zonas por medio de caminos. Por último deciden investigar la Gran Acrópolis, creada en el año 731 a.C, te adentras hasta que descubres una cancha en donde antiguamente se llevaba a cabo el juego de pelota, cuya función primaria no era exactamente entretener a los mayas, sino darle vida a un ritual muy importante dentro de su cosmovisión.

De repente se dan cuenta que se está haciendo de noche y descubren un sitio en el cual pueden acampar, así que toman la decisión de pasar ahí la

noche y continuar con su aventura en la península de Yucatán al otro día.

Por cierto, si tienen suerte, mañana podrán toparse con un jaguar. ¡Descansen!

Make Love Not War

Véanme en www.youtube.com/AleBravo69

Anuncios