No fue Cortés, sino Baguia

Por Araceli Bustos

 

Porque a causa de la enfermedad de las viruelas […]

eran muertos muchos de los señores de ahí. Hernán Cortés

Llegó Narváez con refuerzos, hizo un par de tonterías y encendió la furia de nuestros antepasados. Resultado: “La noche triste”. Muere Moctezuma y Cuitláhuac tiene todo para correr a los españoles. Ahora la pregunta del millón de dólares es: ¿en qué momento nos conquista Cortés si tenía un ejército pequeño y golpeado, en tierras desconocidas y con todas las de perder?. La respuesta es clara, él se aprovecha de la poderosa arma biológica que portaba Francisco de Baguia.

            Francisco de Baguia era un negro virueloso  que venía entre la gente de Narváez. Para los españoles que habían estado en contacto con la enfermedad desde pequeños no representaba ningún peligro, pero para los nativos de la próxima Nueva España significó muerte y esclavitud. Tenochtitlán se volvió un caos, algunos murieron debido a la enfermedad, otros murieron de hambre porque no había quien trabajara y llevara alimento, y algunos más quedaron ciegos… bueno la viruela mató más indígenas que cualquier otra arma española. Historiadores calculan que tres años después habían muerto a causa de La gran lepra más de la mitad de los habitantes de esta tierra.

            Analicemos ahora como Baguia mató a indígenas y no a españoles, ni a negros, ni a ninguno que viniera en barco. Como cultura general sabemos que de virus sólo nos enfermamos una vez. Si te dio varicela, paperas, rubeola, etcétera, etcétera, sabes que nunca más padecerás la enfermedad. Es por eso que los papás nos llevan a contagiar cuando se enteran que alguien está enfermo, porque de niño es menos peligroso. La sabiduría de los papás también dice: deja que el niño juegue con tierra, que ande sin zapatos, que haga defensas. Estos dos conceptos son parte de la respuesta. Quienes se expusieron al virus y no se enfermaron tuvieron que tener unos papás que pensaran así.

Quien se expone a un virus patógeno y no presenta enfermedad es por dos razones: a) factores genéticos, o b) tiene defensas contra ese virus. Ahora bien, quien tiene defensas contra ese virus las hizo de tres formas, que al final son la misma forma, exposición previa: a) ya padeció la enfermedad, b) estuvo en contacto con el virus en pequeñas dosis, muy poco para causar enfermedad, pero suficiente para activar al sistema inmune y crear memoria, o c) fue vacunado.

Los que venían en barco tenían factores genéticos de su lado (puede revisarse el artículo “Humanos pura-raza”), y desde niños habían convivido con la viruela; quien no la había padecido había estado en contacto con ella y de una u otra forma tenían una defensa de memoria que combatía la invasión del virus. Y del otro lado de la moneda estaban los indígenas que no conocían la viruela… un sistema inmune pobre para ese virus. Consecuencia: 300 años de esclavitud.

 

Anuncios