México: Contrastes en el deporte.

Por Daniel Velasco Fabila

 

Han transcurrido casi 9 meses de este año y la actividad deportiva para México nos ha entregado una variedad de resultados tan diversa que es necesario evaluar detenidamente el pasado y el futuro deportivo en el año para hacer un balance adecuado en diferentes especialidades.

Empezaré por hablar de futbol. Extrañamente, (y lo digo con cierto grado de ironía) el 2011, hasta el momento, ha sido un año de balance positivo en competencias internacionales. Primero, la selección mayor  se adjudicó su 6° Título de Copa Oro y de esta manera obtuvo también su pase a la Copa Confederaciones 2013. Así mismo, la selección Sub-17 se consagró campeona mundial de la especialidad, mientras que la Sub-20, alcanzó el tercer lugar del mundial celebrado en Colombia.

En lo que respecta a la natación, y particularmente a los clavados, los resultados positivos acompañaron a la delegación mexicana en el pasado Campeonato Mundial celebrado en Shangai, tanto Yahel Castillo, Paola Espinosa y Daniel Islas lograron colgarse diferentes preseas; mientras que en el nado sincronizado el equipo mexicano finalizó dentro de las 10 primeras selecciones del certamen.

Otras disciplinas como el futbol americano y el básquetbol han permanecido prácticamente en el olvido. Si bien en cuanto al deporte de las tacleadas se refiere, la representación mexicana culminó en el 4to sitio su participación en el Campeonato Mundial de la especialidad, el resultado significa un retroceso en lo hecho en otras ocasiones, ya que los equipos nacionales solían alcanzar el 3º y 2º lugar. Pero si hablamos del deporte ráfaga, éste se encuentra lejos de ser competitivo a nivel internacional, tan lejos como la medalla de bronce obtenida en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín., en gran medida, debido al rompimiento que hay de la Federación Mexicana de Baloncesto  y  la CONADE.

Podría continuar hablando de otras disciplinas como el box, el béisbol, atletismo, tiro con arco, etc. pero estamos en septiembre “el mes patrio”, el mes de los “héroes nacionales”, y es que en eso se suelen convertir quienes obtienen un triunfo a nivel internacional. Sin embargo, es preciso regresar a la realidad y darnos cuenta que, al igual que en muchos otros ámbitos del país, en materia deportiva enfrentamos un futuro incierto.

Sí, estamos próximos a ser sede de unos Juegos Panamericanos Guadalajara 2001, pero ¿acaso tenemos una delegación altamente competitiva en la mayoría de las disciplinas? Definitivamente no. La inversión en infraestructura no es directamente proporcional a la inversión hecha en la preparación de los atletas, lo más triste del caso es que, ellos, los protagonistas del evento son los menos culpables y los más perjudicados.

Anuncios