Mi shampoo come galletas ¿el tuyo?

Por Claudia Gocc

 

“Todos” los días me baño porque así me lo inculcó mi mamá, el baño es parte fundamental del aprendizaje del niño, es la batalla de cada día entre padres e hijos. Ellos no quieren bañarse y los papás sufren por ello, cuando finalmente acceden a las peticiones de los padres, entran a un nuevo conflicto, no querer salirse de la tina. ¡Gran Dilema!

Ahora bien, cuando crecemos, comenzamos a adquirir nuevos hábitos de limpieza como “lavarse el cabello cada tercer día”. Para ser sincera, yo crecí teniendo un tabú al respecto, pensaba que esa gente era sucia y no merecía mi respeto. Hipocresía, no se le puede llamar de otra manera, porque a lo largo de mi edad adulta, he practicado ese hábito varias veces.

Pero qué me pueden decir de la publicidad que abunda en los medios, sobre los productos de limpieza capilar o mejor dicho, Shampoos. Otra vez, he caído en ellos, cada vez que voy al supermercado a comprar un shampoo, tengo un dilema. Trato de probar productos y convencerme a mí misma, que es verdadero lo que dice en su empaque.

 

¡¡Rizos más definidos, con volumen bajo control!!

Es muy complicado elegir, como si fuera una decisión de vida. Quién hubiera pensado que aquél baño relajante de niña, en el que jugaba a peinarme como Marge Simpson, se hubiera convertido en “La Gran Decisión”.

Después de probar casi toda la gama de productos para cabello y tener repetidas decepciones encontré El Shampoo, ahhh, no se trata de nada sofisticado. Simplemente un día, me puse a leer la etiqueta de uno, prometía; esencias de la naturaleza, y qué sucedió, nada natural, puros derivados del petróleo No era lo que precisamente quería para mi cabello.

Por eso pensé que era bueno usar shampoo de bebés ya que, el de ellos, no hace llorar. ¿Alguna vez han sentido la picazón por jabón en el ojo? Horrible… ¿No? Pues todo eso, son químicos agresivos, pero como los consumimos en cantidades pequeñas, no afectan de manera mortal e inmediata.

Bien, lo intenté; algunos funcionaron y otros no, después, verdaderamente empecé a tener una cabellera bonita. Cuando até cabos, me di cuenta que el secreto era usar la menor cantidad de químicos derivados del petróleo.

El cabello por sí solo responde, actualmente, uso uno que tiene sólo siete ingredientes y es considerado para todo tipo de cabello y para toda la familia. Además, el envase es muy divertido, ¡tanto! que mi hermano y yo nos peleábamos por quién quedárselo. Del precio… ni qué decir, menos, menos, menos, menos, mucho menos, que el Profesionalismo que tienes.

La próxima vez; trata de hacer la prueba, un descanso, esas vacaciones que todo mundo necesitamos…

¿Cuántos ingredientes tiene tu shampoo?

Anuncios