Xochiyáoyotl

Por Lucia Bolivar

Conocidas como Guerras Floridas, cuando le he contado de ellas a algún conocido en una platica casual ponen cara de susto y se espantan de “las cosas que eran capaces de hacer nuestros antepasados” desaprobándolas y hasta persignándose, cuando, analizándolo, a menos a mi parecer, no tiene nada de excepcional o macabro, si bien consideramos todos los factores sociales, culturales, y religiosos relacionados con ello.

Estas guerras, al contrario de muchas otras, no tenían como fin conquistar territorios, someter pueblos o liberarse del yugo de alguna nación, sino simple y sencillamente obtener prisioneros que pudieran ser utilizados en sacrificios rituales a los dioses con el fin de aplacar su ira y obtener sus favores.

En el México antiguo existían muchas clases de sacrificios, pues eran politeístas y cada Dios pedía diferentes condiciones en sus victimas, los prisioneros de las guerras floridas eran hombres, guerreros fuertes y valientes, su sacrificio se ofrecía al Dios Sol Huitzilopochtli, y en ocasiones, partes de sus cuerpos eran utilizados para alimentar a la población, de acuerdo a su estatus social o laboral era la parte del cuerpo que les correspondía, ya que la carne era considerada como divina.

Lo que dichas guerras proporcionaban secundariamente como beneficio, era entrenamiento militar, la gloria de capturar prisioneros, o el honor de morir por tus dioses, y hasta ayuda en crecimiento demográfico desproporcionado. También se ha dicho que estas guerras tenían la finalidad de exaltar las raíces históricas mexicas apunta hacia el desarrollo de un nacionalismo evidentemente progresista.

Cabe mencionar que su nombre, también conocido como Guerra de las Flores, se debe a que lo que los guerreros iban al campo de batalla a recolectar eran flores, las flores más hermosas, representadas por los corazones de la victimas.

Cuando llevé la materia de ecología de poblaciones en la universidad, vimos en concepto de evolución paralela, que básicamente cuenta que dos seres no relacionados biológicamente si las presiones ambientales y orografía a su alrededor son similares, terminaran teniendo una evolución cuyo resultado de dos organismos muy parecidos de orígenes biológicos totalmente distintos. Pues llámenme rara, pero creo que la cultura y la sociedad también tuvieron una evolución paralela, hoy en día, nos podemos enterar de los usos y costumbres, acontecimientos y demás que suceden al otro lado del mundo, al minuto de que pasaron, globalización, Internet, etc… Pero en la época de los aztecas, todo esto no existían, y aun así, a lo largo de la historia, en diversas épocas y lugares han habido sacrificios rituales, adoración a los dioses sangrientos, canibalismo, entre otros.

Es en la Biblia misma donde Abraham ofrece en sacrificio a su hijo Isaac en un monte ceremonial, y en Japón, existió el tipo de sacrificio humano de enterrar vivo a la víctima debajo de diques y puentes como una oración a sus dioses, por mencionar un par de ejemplos más.

Así que antes de juzgar…medita

Anuncios