Adanowsky @ Lunario

Por Daniel Honorat

El pasado 25 de Junio Adanowsky se presentó nuevamente en ese recinto tan encantador que conocemos como “El Lunario”, en punto de las 9:15pm apareció el músico francés, en un escenario sin escenografía ni parafernalia pero que bastó para conquistar a su público.

Un traje vaquero, jeans, y una camisa negra era lo que portaba el cantante  y un interesante contraste de músicos vestidos de rojo en dicho espacio, enfundados en impecables atuendos dieron comienzo al concierto.

-¿Cómo están? Primero quiero saber ¿cómo se sienten?, segundo ¿cómo se sienten los ovarios esta noche? Soltaremos todos los miedos, el tráfico y a los inútiles. ¡Vamos a pasar una puta buena noche!-, afirmó el solista, provocando los aplausos y ovaciones de los presentes.

Empezó con una canción de género “chanson”  Jaime tes genoux, para seguir con la pauta de su último álbum amador con así ya no me quiero, me siento solo, niña roja, lo que siempre fui y para terminar con este bloque cantó esa canción tan candorosa que es Amor sin fin, -Esta canción no existe, solo existe en vivo y vamos a hacer que exista- palabras del cantautor antes de que tocaran Rock me, canción de rock funk que se sospecha que vendrá en su 3er producción.

Y seguimos con sorpresas ya que en ese momento los músicos de la banda se meten para dar la bienvenida a los integrantes del grupo “Rebel Cats” Mientras el staff adecuaba los instrumentos para los invitados, Adanowsky deleitó a los presentes con un par de chistes que desataron la risa y fueron aplaudidos por sus fans. Interpretaron un cover del mismísimo Stevie Wonder Great Balls of Fire, al terminar, este grupo de rockabilly se retiró para que Adanowsky interpretara sus 3 primeros sencillos Estoy mal, El ídolo, Estrella eterna. Esta vez portó su ya conocido saco con lentejuelas.

Despues de un pequeño encoré, sabiendo que comenzaba la recta final de lo que fue una de sus últimas fechas en México antes de cerrar gira para decorar con sus temas Un sol con corazón, Basta de lo obscuro.

Seguido de sus últimas canciones con arreglos de saxofón Mamá y Dejanme llorar

Cerró con broche de oro con un “jam” y el cover de Superstition de el maestro Stevie Wonder

“Muchas gracias este es el final. Me he divertido mucho. Es una aventura, hace 10 años que canto y me da gusto que se sepan las canciones, después de tanto trabajo me emociona mucho y no lo puedo creer. Muchas gracias”, concluyó el solista.

Anuncios