Poligamia

Por Lucia Bolivar

Nuestro editor nos aconsejo buscar un tema fuerte para esta edición, y desde el inicio supe de que lo escribiría, sé que soy joven y me falta mucho por vivir, pero por eso sólo escribo de lo que conozco y de lo que he vivido. Muchas situaciones uno las lee o las ve en televisión, pero hasta que las vive, las entiende realmente, pues bien, yo lo viví de cerca.

Verán, cuando entré a la universidad casi de inmediato me hice amiga de una chica, por respeto a la amistad que tuvimos, no mencionaré su nombre, pero les diré que era de mis más cercanas amigas, pasamos horas juntas fuera y dentro de la escuela, fuimos a conciertos y viajes juntas, nos contábamos todo. Cuando yo la conocí era una hippie con mucha creatividad y una voz fenomenal que usaba, junto con su piano, en el coro de la iglesia. Esa chica ya no existe, si se viera ahora probablemente no se reconocería. Ha bajado de peso hasta el punto de verse enferma, perdió a todas sus amistades y el contacto con sus padres, y la razón es la misma que el título de este artículo: Poligamia.

Ella conoció a un hombre del doble de nuestra edad que vivía con una mujer y su hijo, la enamoró con sus “amplios conocimientos” de historia, fotografía, civilizaciones del mundo, etc. y se fue a vivir con él y la otra mujer, todos aceptando la tri-relación, donde aclaro, entre ellas no había nada. Yo lo conocí y es cierto, sabe mucho, pero también que maquilla la verdad para ajustarla a su conveniencia. Podría resumirse en “Es antinatural la monogamia, es una imposición de esos católicos pedófilos, un hombre puede amar a mas de una mujer, pero una mujer sólo puede amar a un solo hombre” entre muchas otras ideas como que la mujer debe servir al hombre y quedarse en casa a criar a los hijos. Mi amiga, se refiere a él como su señor y lo que él dice lo cree con una fe ciega, ya no cree en Dios y reniega de sus padres.

La poligamia hoy en día se ve en series como “Big Love” y en lugares de Europa se ha puesto de moda el poli-amor, que es cuando un grupo de personas tienen una relación entre sí, por ejemplo, si fuera un chavo y dos chavas, ellas andarían con él y entre sí.

Aunque yo estoy en contra, escribo esto después de haber leído e investigado a la poligamia. Esta se ha dado en casi todas las civilizaciones y en una época fue predominante en todo el mundo. Puede ser tanto poliginia (un hombre con múltiples mujeres) como poliandria (una mujer con múltiples hombres), y sí sucede. En algunos lugares de la India se da que varios hermanos tengan una sola esposa, con el fin de mantener la propiedad de la tierra dentro de la familia, y también en regiones del Tíbet se ha observado este acuerdo.

Las religión musulmana permite tener hasta 4 esposas siempre y cuando puedas mantenerlas dignamente a todas, y en los mormones fue una práctica común por la misma razón por la que en un tiempo Paraguay promovió la poliginia, porque eran muchos más hombres que mujeres, aunque hoy en día ambos ya lo tienen prohibido, solo lo consideraron una medida extrema, cabe mencionar que algunas corrientes mormonas lo siguen haciendo. En India fue muy común en épocas antiguas, pero actualmente es ilegal, y en África es lo más normal del mundo.

Entonces yo me pregunto si de verdad se puede amar a más de una sola persona, y si esto es “exclusivo de los hombres”, yo en lo personal, no lo creo. Pero para poner un ejemplo, en la serie “Los hijos de la Tierra” de Jean M. Auel, en el tercer libro de la saga Ayla siente que ama tanto a Jondalar como a Ranec y llega a considerar un matrimonio con ambos, costumbre común en la época de las cavernas.

¿Y tú qué opinas?

Anuncios