Gaia

Por Claudia Gocc

GAIA, en la mitología griega quiere decir Diosa de la Tierra, Madre Naturaleza.

GAIA es un ser vivo como tú y como yo, es un superorganismo que genera y mantiene sub-sistemas internos que le ayudan a ordenarse de manera constante. Esta es la Teoría GAIA, desarrollada por el químico británico James Lovelock en 1970. Postula que la Tierra es un ser vivo, creador de su propio hábitat, que se retroalimenta con cada uno de sus seres, para que éstos por medio de procesos fisicoquímicos propicien las condiciones ideales para la vida. (Sí parecido a la película de James Cameron, AVATAR)

Dicha teoría, ocasionó polémica en todos los ámbitos sociales de su época, sin embargo cada día se ha ido sustentando y desarrollando, siendo ahora, una teoría de interés en el mundo científico. Lovelock comenzó a desarrollarla cuando se enfocó en las diferencias entre la Tierra y los planetas vecinos. La pregunta que los materialistas y los  idealistas se han venido haciendo, ¿Por qué hay vida?, afirma que para entender este concepto, es necesario observar a la Tierra como lo haría un extraterrestre.

James Lovelock dice que los niveles de oxígeno, formación de nubes, salinidad de los océanos, pueden controlarse por medio de la interacción de todos los seres. Así como los desastres naturales (Tsunamis), son síntomas de un planeta en crisis que trata de ajustarse para evitar un colapso mayor. Ejemplo; el cuerpo humano produce fiebre como respuesta para ayudar al cuerpo a combatir los organismos que producen enfermedad.

Los humanos en la Teoría GAIA, son piezas fundamentales, son una especie de órganos vitales. La extinción de alguna especie, ocasiona tragedia para todo el sistema, un momento de crisis y reajuste (como la perdida de un órgano en nuestro cuerpo).

Lovelock dice que GAIA es una persona mayor y merece respeto, que existe desde hace tres mil o cuatro mil millones de años y que le queda no más de mil millones de años, antes de morir. Hoy, las cosas ya están empezando a deteriorarse y hay que tenerlo presente.

La primera alerta la observó en Marte, lleno de dióxido de carbono, como posiblemente podría estar la Tierra si no se hace algo inmediato. Se dice estar a favor de la energía nuclear,  porque para detener las emisiones de gases de efecto invernadero, es necesario cambiar los combustibles fósiles por energía nuclear limpia, a gran escala. No cree que las energías renovables sean la solución, ya que sería imposible revertir todo el daño hecho, tal vez unos 300 años atrás cuando la población era menor, podía haber sido un recurso, pero actualmente no. Se tiene que pagar el precio de haber aumentado la población porque la Tierra por si sola no nos va salvar, la solución es la Ciencia y la Tecnología.

“Si concebimos el mundo como un superorganismo del que formamos parte, (no como propietarios, ni inquilinos, ni siquiera pasajeros) podríamos tener por delante un tiempo largo y nuestra especie podría sobrevivir “su tiempo asignado”. Todo depende de ti y de mí” James Lovelock

Anuncios