Hablando de mujeres y revoluciones…

Por Laura Gálvez

Los siglos XVIII y XIX han sido de los más representativos e importantes a lo largo de la historia contemporánea, ya que fue en este periodo cuando las grandes revoluciones armadas y de pensamiento trajeron consigo las bases del mundo europeo actual, e incluso las bases del mundo entero. Es por esto, que durante los siguientes artículos exploraremos a personajes femeninos que dejaron huella en estos siglos y que, a pesar de que en esa época la fuerza masculina era la que movía a las masas, fueron capaces de lograr cambios trascendentales en sus países.

En este primer artículo de edición especial, hablaré acerca de una de las mujeres más destacadas, controversiales y simbólicas fue María Antonieta de Austria, reina de Francia gracias a su matrimonio con Luis XVI. María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena, fue hija del Duque de Toscana Francisco I y María Teresa I, archiduquesa de Austria. María Antonieta tuvo una infancia llena de placeres y grandes comodidades, desde muy pequeña fue sumamente ovacionada y destacada del resto de sus hermanos, por sus padres y el pueblo austriaco.

Tras petición de su madre, y con la finalidad de sellar la alianza entre Francia y Austria, en 1770, a los 15 años de edad, María Antonieta contrae matrimonio con el joven delfín Luis Augusto, y formarían una familia con cuatro hijos, y quien cuatro años más tarde, en 1774, asciende al trono de rey con tan sólo 20 años de edad. Este corto periodo entre los sellos nupciales y la toma de la corona franca fue sólo el inicio de un reinado que terminaría en tragedia total.

La corta edad de los reyes fue el detonante para muchas decisiones erróneas que poco a poco fueron rompiendo esquemas y que al final, despertó la furia de los habitantes franceses quienes terminaron por odiar a la joven heredera de Habsburgo. María Antonieta estuvo rodeada de un grupo de amigos que indirectamente influyeron en la presión que esta mujer ejerció sobre su marido, Luis XVI, respecto a la toma de decisiones en el reinado.

Se caracterizó principalmente por usar recursos económicos  para complacer sus deseos de objetos costosos y por realizar enormes banquetes con invitados internacionales. Por otro lado, María Antonieta, en sus intentos de influir en la política de Francia, toma decisiones caprichosas orillando a Luis XVI a malgastar los bienes del reino y a despedir ministros como Loménie de Biene, quien fue sustituido por Necker. Otras de las cuestiones que fomentaron el odio del pueblo francés contra la reina fueron los innumerables casos de adulterio de los que fue acusada.

Uno de los escándalos más nombrados de esta hermosa mujer, que impactó fuertemente en la política e historia de Francia, fue el caso del collar, el cual contenía más de mil diamantes y piedras preciosas y fue fabricado por dos joyeros parisinos. El cardenal de Rohan, descendiente de las primeras familias francesas y  a quien María Antonieta despreciaba, decidió adquirir el collar a base de engaños de Jeanne Valois de La Motte, una impostora quien aseguró ser amiga fiel de la reina. Tras el descubrimiento de la estafa de La Motte, quien únicamente huyó con las piedras preciosas sin hacérselas llegar a María Antonieta y dejando endeudado al obispo, se desató una gran polémica en la corte francesa. El caso del collar puso en descubierto la mala economía que había prevalecido durante el reinado de Luis XVI,  ya que la realeza aseguraba que todo había sido un plan de María Antonieta para ridiculizar al obispo. en 1789, María Antonieta ofrece un enorme banquete para los guardias de la Casa militar de Flandes y acrecienta la furia del pueblo, ya que sus habitantes estaban en una fuerte crisis.

Los despilfarros económicos y los constantes escándalos que alimentaban gradualmente el odio de toda Francia contra Luis XVI y su esposa María Antonieta influyeron significativamente en el estallido de la Revolución Francesa.

Tras su intento de los reyes de huir de Paris, son capturados y condenados a muerte. Luis XVI muere ejecutado el 21 de enero de 1973. María Antonieta fue enjuiciada el 14 de agosto del mismo año, tras pasar meses en una prisión sin luz, sin cobijo y ninguna atención. En dicho juicio es nombrada como una “enemiga declarada de la nación francesa”.

Una de las escenas más impactantes en la historia de Francia, es cuando al mediodía de aquel 14 de agosto, María Antonieta es exhibida en una carroza rumbo a la guillotina, con apenas algunas vestiduras que la protegían dejando de lado a aquella mujer que representaba la elegancia en vida.

Al final de todo María Antonieta fue ejecutada sin haber aceptado la confesión por parte del sacerdote del reino.

Esta trama fue llevada al cine en el siglo XX, donde se muestran muchas de las comodidades que tuvo la reina María Antonieta y la manera en que condujo el reinado de Luis XVI a la ruina. Por último, comparto el tráiler de la más reciente filmación, no antes sin reafirmar que María Antonieta es una de las tantas muestras de que una mujer no siempre es el papel débil de historia…

Anuncios