El renacer de los grandes

Por Daniel Velasco

¿Qué determina la grandeza de un equipo?  ¿La popularidad? ¿Los títulos conseguidos? ¿La trascendencia de sus rivalidades? ¿El dinero? ¿La historia? Lo único cierto, es que hoy en día,  el mundo del deporte parece estar viviendo el resurgimiento de equipos grandes. Aunque con sus particularidades en cada caso.

Algunos de esos ejemplos  los tenemos en el deporte nacional por excelencia, el fútbol. Otros, en el básquetbol y el béisbol de Estados Unidos. Sea cual sea el caso ¿qué tienen en común los Pumas de la UNAM, los Chicago Bulls y los Boston Red Sox? Analicemos uno por uno.

Pumas, históricamente se ha caracterizado por ser un equipo productor de jugadores, que basa su juego en la dinámica de los jóvenes  y que lo complementa con el aporte que pueden brindar jugadores extranjeros y/o algunos veteranos.  Luego de un ayuno de trece años sin títulos, no poder jugar en su estadio durante casi dos años debido a una huelga de la universidad, e incluso haber enfrentado problemas de descenso..

En los últimos seis años la escuadra auriazul  ha estado presente en cinco finales, de las cuales ha ganado cuatro de ellas.  La exportación de jugadores como Pablo Barrera, Efraín Juárez y Héctor Moreno son indicios de que la cantera se está revitalizando. Finalmente, la comunión  que hoy existe entre equipo y afición afianzan lo que parece ser una nueva era de éxitos universitarios.

Nuestro segundo ejemplo se encuentra en el básquetbol de la NBA, los Chicago Bulls. Luego de que en la década  de los 90’s consiguieran dos tricampeonatos de la mano de Michael Jordan, en los últimos años habían sido relegados a ser un “hazme reír” de la liga. Sin embargo, la llegada de Derrick Rose en el 2008 y la consolidación de algunos jugadores como Joakim Noah, Luol Deng y Luis Scola le han dado otra cara al equipo.

Curiosamente Rose, actual MVP de la liga es nativo de esa ciudad, lo que ha provocado que la gente en Chicago encuentre en él a la nueva figura emblemática del equipo. Este año, los Bulls finalizaron la campaña con el mejor registro de la liga,  algo que no sucedía desde 1998, cuando fueron campeones por última vez. Si bien es imposible aseverar que Chicago será quien se consagre campeón de la NBA, algo sí es seguro, los Bulls han recobrado el espíritu que habían perdido.

Como tercer ejemplo, hay que hablar de los Boston Red Sox. Si bien el resurgimiento de los Red Sox no es de carácter histórico como en los casos anteriores, sí es de tomarse en cuenta. Luego de haber invertido 164 millones de dólares en la compra de Adrián González y poseer una de las mejores rotaciones en la MLB con Josh Beckett, Alfredo Aceves,  Jon Lester, Tim Wakefield y  Clay Buchholz; los Red Sox parecían no encontrar el rumbo y comenzaron la campaña con una marca de 0-8.

Sin embargo,  haber barrido a los Yankees en la última serie entre ambos, los colocó con marca ganadora por primera vez en la temporada.  Por si fuera poco, también significó el despertar de los bates de Kevin Youkilis, Adrián González y David Ortiz. Así mismo, el momento de los Red Sox se consolidó en la serie contra los Chicago Cubs y ahora enfrentan una dura prueba frente al mejor uno de los mejores equipos de la liga, los Cleveland Indians.  Los Indians son probablemente el mejor rival que Boston pudo encontrar para medir el alcance de su resurgimiento.

Estaremos de acuerdo o no para determinar si los equipos mencionados anteriormente son grandes. Desde mi punto de vista sí lo son. Por motivos diversos, pero que a fin de cuentas  convergen en un punto determinante. Los equipos se vuelven grandes cuando encaran momentos difíciles y terminan por superar a otros grandes.

Pumas es el único equipo en México (junto con el América) que ha conseguido un título a expensas de cada uno de los otros tres grandes (América, Cruz Azul y Chivas). Los Chicago Bulls establecieron una dinastía hace un par de décadas a expensas de Los Lakers del “Magic”, los Suns de Charles Barkley y el Jazz de Karl Malone y John Stockton entre otros. Los Red Sox rompieron una maldición de 86 años sin título de Serie mundial luego de sobreponerse a un 0-3 en la serie de campeonato frente a los NY Yankees  y luego barrer a los Cardinals en la Serie Mundial.

Pumas,  Bulls y Red Sox: GRANDES ENTRE LOS GRANDES.

Anuncios