¿Antisemitismo en Cannes?

Por Pablo Daniel G Cortés

El pasado mes de Mayo se celebró el renombrado Festival de Cine de Cannes, vaya, no hace falta explicar lo que es. Dentro del marco de este la gran además de ser los ganadores de las Palmas de Oro a la mejor película “The tree of life” de Terréense Malik con la participación del mexicano Emmanuel (El Chivo) Lubezki. Y la Palma de Oro al mejor cortometraje “Cross” de Maryna Broda, la nota ocurrió el 19 de Mayo.

En la conferencia de prensa estaba Lars Von Trier, afamado director de cine de películas de culto como “Dogville” , “Manderlay”, “Dancer in the Dark” con la cual ganó la misma Palma de Oro, y su más reciente “Melancholia” que le dio a Kristen Dunst el premio a mejor actriz en Cannes. Se dice en algunos medios un tanto más escandalosos que llegó tomado a la conferencia de prensa a promocionar su más reciente película y que al mismo tiempo según la misma prensa presente vertió estas declaraciones con evidente tono de broma un tanto deformado por su inglés a la danesa Comprendo a Hitler. Creo que hizo algunas cosas mal, sí absolutamente […] No es lo que llamarías un buen tío, pero le entiendo bastante y simpatizo un poco con él. […] Vale, soy nazi“. A lo que la academia de Cannes decidió vetarlo del Festival y prohibirle que se acerque en al menos treinta metros de cualquier evento del Festival.

Inmediatamente el viceministro de Cultura de Irán Javad Shamaqdari acusó al Festival francés de represores y fascistas, sin embargo el mismo Von Trier defendió a Cannes argumentando que lo mismo de lo que acusa el viceministro, libertad de expresión “En mi opinión, la libertad de expresión forma parte, en cualquiera de sus formas, de los derechos humanos básicos. Sin embargo, mis comentarios durante la conferencia de prensa fueron poco inteligentes, ambiguos y necesariamente hirientes”. Obviamente nadie quiere estar del lado de Irán que condenó a seis años de prisión al cineasta Jafar Panahi.

Pero, ¿cómo es posible semejante respuesta de Cannes? Si recibe con brazos abiertos a Mel Gibson, conocido católico antisemita quien culpa de todas las guerras del mundo al pueblo judío, basta ver el tinte de sus películas. Y a Lars Von Trier hijo de un Judio alemán por comentarios en broma lo expulsa del festival, sin duda si se saca de contexto muchas declaraciones pueden ser catastróficas, pero a la prensa le encanta jugar a eso, a joder.

Más vale.

Vigo Mortensen, si ese del Señor de los Anillos, danés-estadounidense fue abordado por la prensa  en la filmación de una película en Argentina para pedir su opinión del traspié de su compatriota, y este sin conocer el tema comentó; “Tengo pasaporte danés y le deseo a Von Trier que se componga y siga rodando, pero hay que ser claros con Hitler y su legado de cruel intolerancia”.

Anuncios