Eres lo que escuchas / Cri Cri

Por Superhuerta

Francisco Gabilondo Soler, a muchos de nosotros nos puede significar momentos y recuerdos muy agradables de nuestra infancia. Hagamos un pequeño experimento y tratemos de entonar una de las composiciones de este señor apodado como “Cri Cri, El grillito Cantor”. A la de 3 ¿ok? 1… 2… 3… (Cantaaaa!) Seguro cantaste El Ratón vaquero, La muñeca fea, El rey de chocolate,  Cucurumbé, El comal y la olla, Negrito Sandía, Los enanos toreros, El chorrito, Caminito de la escuela… Ahora, dime que inmediatamente de que empezaste a cantar no recordaste algo de tu infancia… ¡IMPOSIBLE! Esas graciosas canciones que hablan de lugares mágicos, personajes entrañables y situaciones chuscas que nos hacían reír a carcajadas y disfrutar del ser niño siempre hacen algo en nosotros que, por más que nos resistamos activa nuestros recuerdos. Por eso hoy decidí contarles sobre el Maestro Francisco Gabilondo Soler. El nace en Orizaba, Veracruz en el año de 1907. Increíblemente su vocación no fue con la que lo conocimos, al menos no al principio. El llega a la ciudad de México con el sueño de convertirse en un reconocido astrónomo, pero como muchos en el país que vivimos abandonó su sueño por falta de recursos. Entonces fue cuando decidió probar suerte como compositor y músico. En 1932 entra a la estación de radio XYZ… sí… XYZ… ¿De nuevo recuerdos de niño? En fin, el tenía un programa de humor y crítica social… cómo dio el salto a “cancionero de niños” no me queda claro, pero se lo agradezco infinitamente. Él mismo se apoda “Cri Cri, el Grillito cantor”, y se mantuvo al aire durante 27 años, mi edad para ser exactos… sí, tengo 27 y no me siento ruco… todavía. “Cri Cri” ¡nombrado por generaciones! Yo soy de la década de los ochentas y mi padre  es de la década de los cincuentas (perdón por el quemón fathersito) y juntos recordamos letra por letra la canción de “El comal y la olla” ¿cómo puede ser que exista una brecha generacional de 30 años y aún así las canciones de “Cri Cri” marcan la infancia de los dos? Yo solo había visto ese efecto con los Beatles, los Doors, Pink Floyd, Queen… entonces creo que está en orden decir que: para muchos mexicanos de diferentes edades, estatus socioeconómico, gustos musicales, estilos de vida etc. Cri Cri es tan significativo como las grandes bandas musicales del mundo y no, no me da miedo decir que hoy día del niño, me sentaré con mi padre a escuchar a “Cri Cri”, porque niéguenme, que todos y cada uno de nosotros añoramos ser niños una vez más. ¡Felicidades Niñotas y Niñotes!

Anuncios