Agua…porque es vida

Por Claudia Glez

Cuántos de nosotros hemos experimentado la horrible sensación de abrir el grifo y no ver salir agua, ese líquido, bendito tesoro. ¡NOOOO hay AGUA!

Es por eso que cada año se celebra el Día Mundial del Agua que en esta ocasión tuvo por lema, Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano. Lo que significa que el desafío es satisfacer las necesidades de agua en CIUDADES.

Verde para todos obviamente no podía hacerse de la vista gorda, teníamos que mencionar (o tal vez gritar) ALGO, acerca del AGUA. Puesto que somos humanos y como seres vivos habitantes del planeta sabemos lo que representa el agua, todos absolutamente todos la hemos probado. Agua significa VIDA, irónicamente a mitad del siglo presente el recurso hídrico será la causa de conflictos internacionales, de acuerdo a predicciones de la UNESCO.

Es por eso que ya no basta con cerrar la llave, es tiempo de abrir los ojos y hacerle caso a la sustentabilidad, a todas esas campañas de concientización que abundan en los medios de comunicación. Conocer los avances tecnológicos en materia de purificación y cuál se adapta mejor a nuestro país y ritmo de vida.

Existen avances tan impresionantes como potabilizar aguas residuales (sí aguas negras) dando como resultado agua lista para beber, inclusive más limpia que la embotellada. O como en Estados Unidos que cuenta con varias plantas desalinizadoras lo que hace posible beber el agua de mar, tan desalinizada que es necesario volverla a mineralizar. En ese mismo país, hay gente que experimenta inyectando partículas de yoduro de plata en las nubes para precipitar la lluvia. Quién lo imaginaria ¿verdad?…

Entonces escucho decir, ¿cuál es el problema? Precisamente el que te imaginas; son caros, experimentales y no rentables. Pueden ser usados en emergencias como catástrofes naturales, pero en ningún momento podrán suplir con la demanda actual de AGUA.

Este ste el verdadero problema; la sobreexplotación, es decir usamos más agua de la realmente necesitamos. Es prácticamente imposible satisfacer la demanda de agua en todos los países, porque no sólo la usamos para beber o para nuestras necesidades inmediatas. El agua se necesita para todo ya sea real o virtual.

Ahora preguntarás ¿cómo que agua virtual? Bien, casi todos estamos familiarizados con el término huella de carbono, pero muy pocos conocemos el término huella de agua o huella hídrica.

La Huella de agua es un indicador que mide el impacto del consumo humano sobre los recursos hídricos. El agua virtual nos recuerda que no sólo utilizamos este líquido al beber, bañarnos, riego de plantas, sino también cuando comemos y vestimos. Por ejemplo la camiseta de algodón que traes puesta tiene una huella de 4.100 litros de agua virtual, la hamburguesa que tanto nos gusta 2.400 litros, una taza de café 140 litros y se necesitan 1.000 litros de agua para producir un litro de leche.

Así que nuevamente mencionando a nuestro vecino, decimos que Estados Unidos es el país que mayor huella de agua tiene por habitante y año, seguido por tan tan taaan, ¡los países de la Unión Europea! Liderando la lista España. (Y a los latinoamericanos nos dicen tercermundistas…)

Es evidente que entre más rico sea un país más gasto hay, lo mismo pasa con el agua dado que el impacto hídrico proviene en su mayor parte de los productos de importación, (carne, textiles y cereales).

México ocupa en la lista el lugar 49 por debajo de Japón y Filipinas,  importando 30% de agua virtual, siendo la agricultura la principal actividad que demanda el mayor consumo de agua en nuestro país.

¿Qué podemos hacer? Consumir productos locales, disminuir la carne de nuestra dieta, al comprar un producto extranjero verificar si hay alguna alternativa local o bien tratar de comprarlo en menor medida, también podemos contribuir comprando productos comprometidos con el ambiente. Si los mercadólogos se dan cuenta de estas tendencias, más empresas estarán alineadas con el movimiento.

Es imperante que todos estemos en el mismo canal ya que la sobreexplotación del agua afectará (nada raro) a los países pobres.

No dejemos que los países ricos sequen nuestros acuíferos. La huella de agua ha sobrepasado los límites sostenibles en varios lugares (países pobres) y esta agua se distribuye de manera desigual entre las personas.  Así que ¡AGUAS!

 

NOTA: Si tienes IPhone hay una aplicación para medir tu huella de agua Water Print y si no lo tienes también existe una calculadora rápida en The Water Foot Print

Anuncios